Una Palabra Oportuna No. 499

Oración de la noche. Miércoles 22 de julio de 2020.

Preparémonos para la oración de la noche

Por José Francisco Aranguren, SJ.

Padre bueno, Señor de la historia, en esta noche de miércoles vengo ante ti con mi corazón cansado pero no agobiado porque descansa en ti. Hoy hemos recordado a María Magdalena y cómo  ella pasó a creer en tu resurrección cuando la llamaste por su nombre. Llámame por mi nombre en esta noche, que te sienta pronunciar mi nombre, que eso, eso, Señor, marcará la diferencia.

Hoy pido la intercesión de María Magdalena que vivió esa experiencia personal de ti, para que yo pueda renovarla, experimentarla desde la luz de tu Espíritu. No permitas que sienta que me abandonas, ni que me dejas a mi suerte. Quiero confiar plenamente en ti pero sin ti no puedo hacerlo.

Dámelo a mí y a los que se acercan a ti con sincero corazón. Amén.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.