Una Palabra Oportuna No. 500

Oración de la mañana. Jueves 23 de julio de 2020.

Por Edgar Magallanes, SJ.

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Entro en la presencia de Dios Amor y le abro mi vida.

Te pido Señor: que yo quiera lo que quieres tú, que yo haga lo que haces tú y lo haga a tu modo.

Dice Jesús: Yo soy la vid verdadera y mi padre es el agricultor. A toda rama mía que no da fruto él la corta y a toda la que da fruto la poda, para que dé más fruto.

Reflexiono:

Bien enraizados en Jesús recibimos todos los nutrientes para un mundo reconciliado, donde se reconozca como gente a campesinos, indígenas, migrantes y pobres.

Me pregunto:

¿Estoy dando frutos de Reino?

¿Le creo a Jesús que me incomoda o a los fuertes para vivir tranquilo?

Le agradezco a Jesús el encuentro, le encomiendo el día y rezo por la salud del mundo.

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.