Una Palabra Oportuna No. 572

Oración de la mañana. Jueves 20 de agosto de 2020.

Por Edgar Magallanes, SJ.

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Entro en la presencia de Dios Amor.

Te pido Señor: que todas mis intenciones, acciones y modos sean de tu agrado.

Dice Jesús: el reino de Dios se parece a un rey que celebra la boda de su hijo. Envió a llamar a los invitados y ellos no quisieron ir, el rey acabó con ellos y llamó a los que estaban en las calles.

Reflexiono:

Es importante buscar el pan, pero lo primero es buscar a Dios. Si no tenemos tiempo para Dios, todo pierde sentido. La conversión constante es vestirse del modo de Jesús y gozar la fiesta.

Me pregunto:

¿No tengo tiempo para Dios porque tengo que trabajar mucho?

¿Analizo cada día y oro la palabra de Jesús para mejorar como persona?

Le agradezco a Jesús el encuentro, le encomiendo el día y rezo por la salud del mundo.

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.