Una Palabra Oportuna No. 590

Oración de la mañana. Martes 25 de agosto de 2020.

Por Mireya Escalante.

Limpiando nuestros vasos (Mateo 23, 23-26)

La lectura de hoy nos sorprende con un Jesús realmente molesto contra los fariseos, les llama hipócritas, porque pagan los diezmos pero descuidan lo más importante.

Al pensar por qué ellos se aferraban en practicar tan estrictamente la ley, olvidando lo esencial, pensé en una fórmula que encontré cuando mi hija estaba pequeña, para que comiera su comida y guardara sus juguetes, mientras yo trabajaba. Si cumplía las normas, se ganaba unos bonos que se cambiaban al final de la semana por su mesada.

Pero, si mi hija se hubiera empeñado en cumplir sólo esas normas hubiera hecho el ridículo como adulta guardando juguetes y no habiendo adquirido valores ciudadanos.

Eso es lo que Jesús intenta decirles. Los diezmos son importantes, pero son pasos para llegar a lo esencial: ser fieles a su mensaje de amor, justos y misericordiosos.

Él les dice; limpian los vasos por fuera, sin percatarse de lo sucio que los tienen por dentro.

Aprovechemos para revisar nuestros vasos. ¿Nos aferramos en cumplir ritos, olvidándonos del otro? ¿Cumplimos normas pero se nos olvida la misericordia?

Pidámosle que nos ayude a limpiarnos.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.