Una Palabra Oportuna No. 593

Espiritualidad. Sábado 15 de agosto de 2020.

Por Mireya Escalante.

La fe de María

Hoy la lectura de la Palabra nos conduce a María, que no deja de sorprendernos.

Una mujer valiente, que supo enfrentar su situación y volcarse a ayudar a su prima que la necesitaba. Saliendo de si, para darse al otro.

Reconociendo que ella es sólo un instrumento del que todo lo puede. Glorificándole y sabiendo con certeza que su misericordia es infinita.

De esta fe respiró Jesús desde el seno de su madre, con ella creció y la fue desarrollando a lo largo de su vida en su oración y contacto con su Padre.

Solo nos queda pedirle a María que nos transmita esa fuerza, esa valentía, esa entrega y esa fe, que nos ponga con el Hijo para que conociéndole a profundidad, podamos seguirlo e imitarlo más y mejor, en el aquí y ahora de nuestra vida.

Esta vida que a veces parece cargada de muerte y tristeza, pero que a semejanza de María seamos instrumentos del que todo lo puede, pongámonos a la orden del Hijo para poder alzar al humilde y destronar a los potentados, saciar al hambriento, mientras que los ricos se despiden vacíos.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.