Una Palabra Oportuna No. 609

Interioridad. Jueves 03 de septiembre de 2020.

Por  Hna. Silvia Blanco.

Al final de esta jornada, regálate este momento para orar. Inicia respirando profundo.

Pon nombre a cómo te sientes al final de este día: ¿fatigada, despierta, esperanzado, angustiado…?

Escucha las palabras de Dios dirigidas al profeta Isaías “Ustedes serán mi pueblo y yo seré su Dios”.

En los momentos difíciles Papá Dios habla siempre a su pueblo. Es su manera de hacerse presente para recordarnos que todo cambio duradero en la sociedad empieza por el cambio dentro de nosotros mismos.

¿Qué cambios necesito en mi vida para transformar mi corazón endurecido por los golpes  en un corazón de carne, capaz de amar, sentir y actuar como Jesús?

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.