Una Palabra Oportuna No. 650

Interioridad. Miércoles 23 de septiembre de 2020.

Por Julia Aranda. Voz Alexander Medina.

Hacernos desde lo profundo

Nos habíamos acostumbrado al ruido, a la superficialidad, a estar fuera de nosotros mismos. Por eso, para muchos esta situación del covid-19 nos ha llenado de angustia y nos ha puesto a resignificar nuestras opciones.

Por esa razón, también nos ha abierto una posibilidad, nos ha hecho una invitación a adentrarnos en nuestra cualidad humana profunda, ahí dentro donde podemos escuchar lo más hondamente humano y divino.

Tenemos la oportunidad de acoger esa sabiduría de la vida que consiste en mirar, sentir, obrar y vivir desde lo más profundo y verdadero de nuestro ser: libertad y compasión, gratitud y gratuidad, ternura, anchura y comunión. Mirar y tratar a todas las personas y a todas las criaturas con reverencia y compromiso solidario.

Esto implica aprender a mirar la realidad, a las personas  y los acontecimientos de manera nueva y permitir que fluya  en nosotros  una profunda fe no sólo en nosotros mismos, sino en el hermano, en la naturaleza, en la presencia de Dios en la historia y la humanidad a pesar de todas las heridas y sombras, los dolores y las confusiones.

 Vivir en lo profundo nos permite dar un paso adelante en la esperanza activa.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.