Una Palabra Oportuna No. 717

Oración de la mañana. Martes 27 de octubre de 2020.

Cafecito de la esperanza, “orar es…”

Señor Jesús, nuevamente te pedimos la lección diaria. Hoy nos regalas una de las más hermosas y que necesitamos tanto: aprender a orar. Lo hacemos contigo, queremos rezar y escuchar la palabra que alimenta y da luz a nuestra jornada..

“Estén firmes, repito: abróchense el cinturón de la verdad, pónganse la coraza de la justicia; bien calzados para estar dispuestos a anunciar el Evangelio de la paz…Oren en toda ocasión con la ayuda del Espíritu. Tengan vigilias en que oren con constancia por todos los santos.”

“Orar es perderse en un silencio habitado. Es escuchar, anhelando la voz amiga. Es confiar, más allá de la eficacia y el método. Es pelear contra los propios demonios. Orar es jugarse la vida en una promesa. Es hacer silencio para que se llene de música. Es confiar en lo prometido más allá de las evidencias. Es jugarse el tiempo sin comodín ni garantías. Orar es mirarse en un espejo distinto. Es amar una caricia intangible. Es hacerse niño en los anhelos y volcar lo frágil en un concierto sin música. Orar es bailar con la niebla. Es darle libertad a Dios, para cantar o callar, para llamar o esperar. Orar es recordar de otro modo”.

Danos tu amor y gracia que eso nos basta. Amén. PAZ Y BIEN.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.