Una Palabra Oportuna No. 937

Oración de la mañana. Domingo 14 de febrero de 2021.

Por Herlinda Gamboa. Voz Julitze Mayurel.

Cafecito de la esperanza

Señor Jesús, aquí estamos, frente a tu palabra. Es domingo, el café comienza a colarse, con aroma de consuelo, sabor de fe y confianza en el milagro que se asoma. Un hombre enfermo de lepra: impuro, señalado. Todo lo que nos lleva a matar la vida, nos enferma el espíritu y nos quita la alegría de vivir; es lepra. Aquellas actitudes que salen de nuestro interior contaminadas, nos enferman el corazón.

Tu invitación es a estar atentos, cuidar la vida, a no dejarnos contagiar las lepras de hoy. Cuidar nuestro interior para que salgan siempre palabras de bendición». La fe limpia que cree en tu palabra.  «quiero, queda limpio»…no tenías ninguna necesidad de tocar a aquel leproso. Significaba rebajarte, hacerte impuro…sólo querías curar su enfermedad.

Al tocarlo, le restauras su dignidad como persona, porque para ti, nunca dejó de ser un igual, ser humano, hermano, criatura de Dios». Eso es lo que haces cada día, cada momento, con cada uno de nosotros. Nos tocas para «recordarnos», para traer de nuevo a nuestro corazón la dignidad de hijos de Dios.

Danos tu amor y gracia que eso nos basta. Amén. PAZ Y BIEN.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.