Una Palabra Oportuna No. 961

Oración de la mañana. Viernes 26 de febrero de 2021.

Por Herlinda Gamboa. Narra Julitze Mayurel.

Cafecito de la esperanza

Señor Jesús, gracias por este momento de encuentro contigo. Hoy me invitas a revisar mis relaciones, la capacidad de amar y perdonar. Al hablarnos de lo que ocurre en nuestro corazón, nos animas a convertirnos. En el mandamiento «No matarás», nos recuerdas que existen otras formas de privar de la vida a los demás.

Dejar la ofrenda allí, delante del altar, ir primero a reconciliarnos con el hermano, ese es el camino de la reconciliación y  la fe coherente que profesamos cuando celebramos. Nos pides que nos reconciliemos con nuestros enemigos. Un primer paso en este camino hacia la reconciliación es rezar por nuestros enemigos. Si se hace difícil, es bueno recordar y revivir tu perdón desde la cruz,  muriendo por aquellos que te ofenden y dañan.

Roguemos para que cicatrice el dolor del recuerdo que duele y así conseguir la gracia de poder perdonar. Te pedimos que vengas con nosotros en el tiempo y lugar de la herida, cambiarla con tu amor, ser libres y perdonar. Si queremos presentarnos ante ti, con nuestra ofrenda, debemos ponernos en camino para ir al encuentro unos de otros.

Aprender la gran lección del perdón: abrir el corazón a la bondad y la humildad de la escucha del otro, abrir el corazón a la comprensión, a la aceptación de las disculpas y al generoso ofrecimiento de las nuestras.

Danos tu amor y gracia que eso nos basta. Amén. PAZ Y BIEN.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.