Una Palabra Oportuna No. 999

Oración de la mañana. Miércoles 17 de marzo de 2021.

Por Herlinda Gamboa. Narra Julitze Mayurel.

Cafecito de la esperanza

Señor Jesús, ayúdame a estrenar la vida con la mirada puesta en ti, con el corazón lleno de tus sentimientos. «Mi padre sigue actuando y yo también actúo». En tu actuación, muestras la experiencia del Padre que llevas grabada en las entrañas. Haces esta consoladora confidencia: no te has alejado de este mundo.

El Espíritu Santo ama nuestra vida mucho más de lo que nosotros la amamos. Por muy mal que vayan las cosas, el Espíritu nunca nos abandona, realiza en nuestro interior tu obra: hace que la voluntad del Padre se cumpla plenamente en nosotros. «Las obras que el Padre me ha concedido realizar dan testimonio de mí: que el Padre me ha enviado». ¿Cómo continuar el camino cuando se asoma la prueba, cuando parece que hasta los amigos desconfían de ti? ¿En quién apoyarse cuando las cosas están confusas y surge la confrontación?

Te acorralan, intentan despojarte de lo que vives. ¿Cómo probar la validez de tu causa?. Como testimonio, dejas las obras, todo lo que has hecho a favor del ser humano. Sigues hablando el lenguaje callado del amor. Y en ese lenguaje se percibe el misterio de Dios, porque haces cosas grandes en los que te aman. Orar es muchas veces callar y obrar.

Danos tu amor y gracia que eso nos basta. Amén. PAZ Y BIEN.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.