Universidad de Los Andes sigue evaluando su presupuesto

Foto: Archivo.

La Universidad de Los Andes (ULA) evaluó en su primer Consejo Universitario presencial el tema presupuestario para cubrir gastos de funcionamiento, salarios para los profesores y obreros de esta casa de estudios.

El rector de la ULA, Mario Bonucci, enfatizó que apenas el 2% del presupuesto asignado es destinado para gastos de funcionamiento. Dinero que calificó de ser insuficiente tras la demora en bajar los recursos y la inflación latente en el país.

“Es una ínfima cantidad de dinero que en vez de recibirse a inicio de año para ser gestionada a tiempo y acorde a la realidad inflacionaria, la universidad la recibe a finales de año con el acento de la devaluación implícito”, aseguró Bonucci.

Por su parte, el coordinador de la Comisión de Presupuesto emanada del Consejo Universitario, profesor Raúl Huizzi, Decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales (Faces), presentó un documento sobre las consideraciones, procedimientos y propuestas a seguir en torno al tema presupuestario.

Dicho documento será valorado por el Vicerrectorado Administrativo y dado a conocer por el Servicio Jurídico de la ULA que entrará en discusión en la próxima sesión del Consejo Universitario. Allí los presentes tomarán decisiones concretas en torno al tema presupuestario que requiere esta casa de estudios.

En las sesiones realizadas virtualmente participaron un representante por cada gremio, entre ellas, la Asociación de Profesores de la Universidad de Los Andes, el Sindicato de Profesionales y Técnicos Superiores Universitarios de la Universidad de Los Andes, Sindicato de Obreros de la Universidad de Los Andes, la presidenta de la Federación de Centros Universitarios y demás sindicatos que hacen vida en dicha casa de estudios.

Así mismo, en la sesión presencial se tomó en consideración la crisis por la que atraviesa el país, donde participaron los consejeros universitarios e invitados. El tema será expuesto nuevamente en las próximas sesiones, con el objetivo de visualizar el nuevo modelo de universidad tras la COVID-19.