Vecinos se organizan en El Torno y contribuyen con su escuelita

18
Simoncito El Torno
Foto: Abner Ramos | Radio Fe y Alegría Noticias

Al igual que la mayoría de los centros educativos de Venezuela, el Centro de Educación Inicial Simoncito Lutecia Hernández de la comunidad El Torno de Tucupita, atraviesa diversas carencias y dificultades. No obstante, gracias a la organización vecinal junto al personal escolar, han podido subsanar parte de sus problemáticas.

Para el inicio de este año escolar 2022-2023, los vecinos de El Torno han sido garantes de mantener en buenas condiciones ese centro de educación inicial. Casi todos los pequeños que asisten a la escuelita son de esa comunidad, al igual que los maestros y directivos.

Douglas Tamaronis, habitante de ese sector, mencionó los trabajos más recientes que han realizado por ese centro educativo, donde a través de la aplicación Ven App han planteado sus denuncias y por ahora han sido atendidos con el alumbrado. Mientras que los vecinos han reparado algunos tomacorrientes dañados y con ello, parte de la red eléctrica.

El señor Tamaronis dijo a Radio Fe y Alegría Noticias que también tienen previsto arreglar los ventiladores de techos.

La misma comunidad de El Torno apoya en limpieza y vigilancia

Asimismo, el señor Rubén Silva, miembro del consejo comunal de El Torno, enfatizó que las constantes jornadas de limpiezas en esa institución y sus alrededores forman parte del trabajo que ha logrado la comunidad organizada. De esa manera contribuyen con el embellecimiento y cuidado del centro educativo.

Silva reveló que otros de los trabajos que tienen planificado hacer en el centro son las reparaciones de las alcantarillas.

Por su parte, Jenny Marrón, directora de ese centro de educación inicial, amplió más detalles del esfuerzo que han hecho los ciudadanos para resguardar y cuidar esa institución.

Marrón destacó que esa escuelita no ha sufrido ataques delictivos porque los mismos vecinos se encargan de llevar a cabo jornadas de vigilancia. También resaltó que la líder de comunidad y otros dirigentes vecinales viven frente a ese centro, lo que ayuda a resguardarlo de la inseguridad.

“Están pendiente de la vigilancia en las noches, siempre se dan sus recorridos. Contamos con la vecina que vive frente de la institución. Ella es la líder de la comunidad y de hecho ella es hija de la profesora Lutecia Hernández”, manifestó Jenny Marrón.

La integración entre representantes, vecinos y trabajadores es muestra de que El Otro País también es posible.