Venezuela es el tercer país del mundo con los alimentos más caros

259
Foto: referencial.

Según un informe del Banco Mundial (BM), Venezuela es uno de los países con mayor inflación del planeta. Esta inflación lleva al aumento constante de los precios de los alimentos.

De acuerdo con los datos del Banco Mundial, el Líbano lidera la lista de países con con mayor variación de costos de los alimentos con un 332%. El segundo lugar lo ocupa Zimbabue con 309%, y el tercer lugar lo ocupa Venezuela.

El informe, que fue analizado en el portal web Tal cual por el periodista Brian Contreras, también reconoce que a diferencia del periodo que comprende del 2017-2021, que el precio de los alimentos no varía a diario. No obstante, ratifica que el aumento es sostenido.

Por tanto, la tasa de inflación sigue siendo elevada y sigue siendo un grave problema en la economía de la familia venezolana.

Según el Banco Mundial, Venezuela proyecta un 155% de inflación anual en los bienes relacionados con la alimentación.

Este porcentaje de variación de precios alimentarios entre julio de 2021 y julio de 2022 colocó a Venezuela solo por detrás de Líbano y Zimbabue.

Las estimaciones del Banco Mundial difieren de la variación anual publicada por el Banco Central de Venezuela (BCV). Según datos oficiales del gobierno, el país acumuló una inflación anual en alimentos y bebidas no alcohólicas en un 131% entre julio de 2021 y julio de 2022.

La lista de países con mayor inflación alimentaria presenta índices elevados en el planeta, según el Banco Mundial como consecuencia de la pandemia. Además de la pandemia, la invasión de Rusia a Ucrania que ocasiona las interrupciones de las cadenas de suministro.

De acuerdo con las cifras del Banco Mundial, el índice de precios agrícolas es hasta 20% más elevado en julio de 2022 frente a enero de 2021.

El maíz y el trigo son los insumos con mayor variación de precios en Europa y América Latina, en gran parte porque tanto Rusia como Ucrania son los principales productores de ambos rubros.

La situación ha afectado principalmente a los países con menores ingresos. Se estima que 92,9% de los países con un margen bajo de ingresos presentan índices de inflación superiores al 5%.

Este también es el caso del 92,7% de los países con ingresos medio bajos y 89% de los países con ingresos medio altos. Muchos de ellos experimentan variaciones de dos dígitos.

Como resultado, el Banco Mundial advierte que unas 345 millones de personas en 82 países padecen de inseguridad alimentaria, un margen en el que la vida de los individuos puede considerarse incluso en riesgo a raíz de la hambruna.