Vertedero de basura en Mérida funciona a medias

Vertedero de basura Lomas del Calvario se encuentra en malas condiciones, donde los patios de descarga se encuentran inundados debido a que el desagüe no funciona. Foto: Cortesía Sergidesol.

Ante las fuertes lluvias que se han registrado en la ciudad de Mérida y la ausencia del combustible, el servicio de aseo tiene más de 20 días que funciona de manera irregular.

El director del Servicio Desconcentrado de Gestión Integral de los Desechos Sólidos en Mérida, Oscar Di Giusto, informó a Radio Fe y Alegría Noticias que han hecho contactos y planes especiales con la mesa técnica del combustible y los encargados del vertedero para solventar la situación.

El director del Servicio aseguró que el vertedero de basura Lomas del Calvario se encuentra en malas condiciones, sobre todo en temporadas de lluvia.

“Los patios de descarga tienen mucha agua, no está funcionando el desagüe, la máquina del vertedero está dañada. Fuese más fácil llegar, descargar y que la máquina de empuje meta hacia el patio de descarga los desechos, pero no está funcionando”, explico.

Destacó que han aplicado planes de contingencia en 15 parroquias de la entidad pero “advertimos a las comunidades que el vertedero, en ese estado y el tema del combustible, nos hace tambalear mucho porque dependemos de esas dos actividades”.

Así mismo manifestó que han tratado de cumplir con los horarios y rutas establecidas dentro del plan de contingencia, sin embargo, instó a las comunidades evitar sacar la basura en calles y avenidas, a modo de mantener la ciudad limpia.

Di Giusto igualmente manifestó que trabajan las 24 horas del día y que la flota de vehículos prácticamente no está descansando. Solo hacen la pausa para el mantenimiento.

Problemas con la gasolina

Informó que este miércoles los camiones compactadores surtieron combustible en la estación de servicio El Anís, fuera de la ciudad.

“Obviamente (por esto) vamos llegando al vertedero a hacer descarga de noche y eso es lo que no se quiere por lo peligroso que se está  volviendo el vertedero y la vía para hacer las descargas”, aseguró.

Igualmente mencionó que, a su juicio, “la mala calidad del combustible” ha afectado los compactadores.

“Tenemos problemas con la gasolina y el diésel, nos están dañando la inyección de los camiones por la (mala) calidad, viene con mucha agua. Todo este tipo de cosas nos hacen perder un poco de tiempo”, explicó.

Seis camiones volteo y nueve compactadores requieren diariamente surtir 600 litros de gasolina y 1.280 litros de diésel para cumplir adecuadamente con las rutas y horarios establecidos en la recolección de los residuos y desechos sólidos del estado Mérida.