Víctimas de la represión en Carora denuncian impunidad

50
Carora
Foto: Archivo

Dos años de impunidad lleva la urbanización Domingo Perera Riera de Carora, conocida como Fundalara, tras los hechos ocurridos el 25 de julio de 2017.

El municipio Torres inició las protestas en el estado Lara el 13 de abril de 2017, sumándose a las manifestaciones convocadas por la oposición en contra del gobierno nacional.

Fundalara fue el sector pionero en protestas y manifestaciones en todo el municipio Torres.

El abogado Endrick Véliz dijo a Radio Fe y Alegría Noticias que “hace más de dos años que la comunidad de Fundalara hizo sus respectivas denuncias por los hechos irregulares que se cometieron por los organismo pro-gobierno el 25 de julio, para limitar el ejercicio del derecho a la manifestación”.

Casas e iglesias violentadas

El 25 de julio de 2017 se registró un enfrentamiento entre los habitantes del sector contra los civiles armados y la Guardia Nacional Bolivariana, dejando un saldo de tres detenidos en el Destacamento 122 de Carora.

“Ese día fueron violentados los derechos humanos de los habitantes de Fundalara. Los efectivos militares y colectivos imperaron de forma violenta en los hogares, secuestrando a los ciudadanos con el fin de amedrentar y procesarlos judicialmente sin justa causa”, señaló Véliz.

Por su parte, expresó “se ha solicitado en varias oportunidades al Ministerio Público para que siga el curso de la investigación a las denuncias formulada por los agraviados, sin embargo, no ha sido posible que eso ocurra”.

En Fundalara muchos jóvenes estuvieron forzados al destierro producto de la persecución y el hostigamiento por parte de los organismo de seguridad.

Fotografía tomada el 26 de julio del 2017 por Jhon Romero

Todas las casas afectadas en el sector 8 se vieron violentadas cuando grupos pro gobierno ingresaron junto a los funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana.

“Los mismos que entraron y robaron los bienes que con tanto sacrificio los vecinos han adquirido. Y que además desvalijaron vehículos, rompiéndoles los vidrios”, aseveró el abogado Véliz.

Véliz recordó que también atacaron a la iglesia Sagrada Familia rompiéndoles las ventanas y forzando la puerta para atemorizar a la comunidad religiosa.