A 30 años del 4F, el golpe que condujo al socialismo

143
Hugo Chávez junto con otros militares tras el intento golpe de 1992 en la cárcel de Yare. Foto: STRINGER / AFP

El 4 de febrero de 1992 un militar que se alzó en armas de nombre Hugo Chávez manifestó la frase “por ahora” que lo condujo a traer el socialismo a un pueblo en momentos en los que necesitaba de un líder.

“Ese ‘por ahora’ fue para muchas personas como tratar, de alguna manera, de ver esa figura que se estaba buscando: un líder”, reconoció Germán Aponte, politólogo y profesor universitario en entrevista con Radio Fe y Alegría Noticias.

“Por ahora, los objetivos que nos planteamos no fueron logrados en la ciudad capital. Es decir, nosotros acá en Caracas no logramos controlar el poder. Ya es tiempo de reflexionar y vendrán nuevas situaciones, y el país tiene que enrumbarse definitivamente hacia un destino mejor. Les agradezco su lealtad, les agradezco su valentía, su desprendimiento y yo, ante el país y ante ustedes, asumo la responsabilidad de este movimiento militar bolivariano”, con esas palabras Chávez conquistó a un pueblo.

El grupo con el que Chávez intentó el golpe de Estado, en la denominada Operación Zamora, se hizo responsable del suceso que angustió a toda la población y justo eso era lo que los venezolanos necesitaban oír: “alguien que se hiciera responsable de lo que estaba pasando en Venezuela”.

Para la fecha, Venezuela presentaba una crisis económica. Venía de presentarse acontecimientos que marcaron la historia como el llamado “Viernes Negro” y el estadillo social conocido como “el Caracazo”, y Carlos Andrés Pérez, como presidente de la república intentaba con una política neoliberal mejorar la situación.

De acuerdo con el profesor Aponte, hoy en día mirando en retrospectiva histórica el plan económico era “muy acorde a lo que necesitaba el país en ese momento”.

“Si se hubiese seguido ese conjunto de medidas que se estaban haciendo, de repente, no estaríamos pasando por la difícil situación económica que vivimos actualmente en Venezuela”, meditó.

Lo que nadie imaginó que se avecinaba en la economía venezolana

Chávez con su llegada al poder introdujo inmediatamente un modelo socialista, que parecía al principio funcional, pero no bastó para que en unos años se empezara a desmenuzar la imagen democrática, a caerse el engaño de bienestar social con un fracaso condenado.

Para Aponte, este fracaso queda en evidencia cuando se analiza la diáspora venezolana, los más de 6 millones de venezolanos que han migrado, al observar el registro de hiperinflación, entre otras consecuencias de la aplicación de un modelo que llamó de izquierda.

El legado de Chávez

Nicolás Maduro llegó al poder por recomendación de Hugo Chávez porque seguiría sus pasos y su modelo, así lo hizo y condujo a Venezuela a una de las peores crisis sociales que han vivido los venezolanos. 

Según señaló el politólogo, después de Chávez, la nación perdió el retrato como un país de izquierda al cual seguir. “Venezuela, país que de ser un ejemplo para los países latinoamericanos, pasó a ser el peor ejemplo a seguir desde todo punto de vista: político, económico y social”, indicó.

“A treinta años (del 4F), vemos que Venezuela es un país totalmente desinstitucionalizado”, sentenció el profesor de Ciencias Políticas.