A los obispos venezolanos les preocupa el hambre del pueblo

Foto: CEV

Los arzobispos y obispos de Venezuela finalizan la asamblea número 64 de la Conferencia Episcopal Venezolana fijando posición sobre varios temas de la vida nacional.

Uno de los primeros mensajes que dejan los prelados en este encuentro virtual es que el pueblo venezolano sigue pasando hambre.

Igualmente se conduelen del sufrimiento de los venezolanos y la incertidumbre ante la Covid-19.

Así lo puntualizaba en recientes declaraciones el presidente de la CEV, monseñor José Luis Azuaje.

Dijo el también arzobispo de Maracaibo que “a nosotros nos preocupa el hambre que está pasando el pueblo, la angustia que tiene ante una amenaza evidente y no tener certeza de que pueda ser atendido como debe ser, de manera médica e institucional, debido a que hay lugares, como en Zulia, donde están abarrotados los espacios institucionales. Pero sobre todo es el sufrimiento que tiene el pueblo que cada día le ponen mayores cargas, cada día aparece algo nuevo, alguna instancia dictamina una norma”.

El prelado advirtió que el pueblo está como enjaulado y a merced de cualquier decisión gubernamental.

La CEV emitirá su exhortación al culminar la XIV Asamblea Ordinaria Plenaria efectuada del 7 al 10 de julio.

Dentro de los temas debatidos por el clero está el de las elecciones del 6 de diciembre.

Otro de los aspectos analizados por los obispos es el impacto de la emergencia de la pandemia en medio de la crisis política y social del país.

En ese sentido, el objetivo es servir a la población “ante esta crisis humanitaria que se profundiza cada día por la falta de políticas públicas y en materia sanitaria”.