Absolvieron al ex esposo de Alexandra Hidalgo

Alexandra Hidalgo
Foto: cortesía

Este 1 se septiembre culminó el juicio del caso de Alexandra Hidalgo, quien hace 17 años sufrió una violación grupal organizada por su ex esposo. En el juicio declararon absolución al acusado.  

De acuerdo a lo reseñado en Cinco 8, en el 2004 Alexandra Hidalgo sufrió una violación grupal organizada por su ex esposo. Él lleva diez años detenido sin condena y cuatro juicios.

El cuarto juicio fue este miércoles donde el acusado fue liberado de su crimen y ahora Hidalgo pasó a ser “víctima y testigo”.

“Ayer hablé con mi mamá al salir de la audiencia. Estoy impactada al ver que a mi madre se le violaron sus derechos, resulta que solo es víctima y testigo. La juez no permitió que mi mamá fuera parte acusadora y ahora sus abogadas no pueden”, expresó la hija de Hidalgo a través de su red social Twitter.  

Años de retardo procesal en el caso de Alexandra Hidalgo

La coordinadora Editorial de Cinco 8, Gaby Mesones Rojo, quien le ha dado cobertura al tema, expresó que el caso es muy relevante por varias razones.

“La crueldad del crimen, los distintos tipos de violencia a los que el acusado sometió a la víctima durante más de una década, y la constancia de Alexandra a la hora de enfrentar un proceso judicial que la ha revictimizado por 17 años”, destacó.

Asimismo indicó que el caso se desarrolla en un retardo procesal muy profundo. Afirmó además que Hidalgo ha recibido “amenazas de muerte contra ella y su familia de parte de su ex esposo hasta frente a sus custodios y abogados”.

También expresó que el retardo “no solo juega con el tiempo y las esperanzas de todos los implicados, sino que favorece a los agresores y, en este caso, pone a Alexandra en una situación de riesgo constante”.

Mesones Rojo denunció que mientras está sucediendo este caso, el Fiscal General de República, Tarek Wiliam Saab, “sigue trabajando desde lo viral, banalizando la violencia sexual y la falta de apoyo institucional para las víctimas e instrumentalizando las luchas de género para alimentar su dinámica autoritaria”.