Adultos mayores se pusieron bravos en San Juan de Los Morros

Foto: Xiomara López

Un grupo de adultos mayores protestó por medicamentos en las afueras de la farmacia del Centro de Diagnóstico Integral Tulio Pineda en San Juan de los Morros, estado Guárico, este lunes 28 de septiembre.

Rosa Quero, una de los afectadas, declaró a Radio Fe y Alegría Noticias que lleva dos semanas parándose a las tres de la mañana para venir a retirar las pastillas para la tensión y siempre le dicen lo mismo: que no hay código para entregar los medicamentos.

“Nos dieron esperanza que para hoy lunes nos iban a entregar la medicina, ahora nos vienen a decir a las nueve que no hay código. Entonces, ¿cuál es la mamadera de gallo?, necesitamos la medicina”, dijo muy molesta la mujer.

Quero confesó que ella es hipertensa y la alta tensión le afectó el ojo derecho y necesita el medicamento para controlársela.

Por su parte, Armando Hernández comentó que la protesta era pacífica ya que no es la primera vez que pasaba la misma situación, donde las personas se vienen de madrugada a buscar los medicamentos y los trabajadores de la farmacia salen a decir que no va haber despacho.

“Es una burla de que la gente se venga de madrugada, sin comer nada, dispuesta a desmancharse por buscar una medicina y después no le dan absolutamente nada, no le resuelven nada al pueblo”, denunció Hernández.

Rafael Delgado indicó que él tiene un problema con la próstata y necesita retirar unas sondas en la farmacia del CDI, ya que el sueldo que cobra por la pensión del seguro social no le alcanza para comprar una nueva.

“Nosotros le exigimos a la gente de la gobernación, que nos solvente los problemas, porque imaginase usted, la pensión son 400 mil bolívares y la sondas me sale en 480 mil, entonces si no tengo para completar para las sondas, cómo tengo para comprar las medicinas”, manifestó el abuelo.

Funcionario del Cicpc intentó arrollar a los abuelos que manifestaban

En medio de la protesta, un supuesto funcionario del CICPC trató de pasar con su vehículo por la tranca y casi arrolla a varios de los manifestantes.

El señor Alirio Camaripano relata que “yo estaba en la protesta y el hombre arrancó el vehículo y tuve que esquivarlo para evitar ser arrollado”.

Camaripano señaló que el funcionario también sacó su arma de reglamento y apuntó a varias personas, quienes se apartaron asustadas. El presunto detective se dio a la fuga.

Los afectados hicieron un llamado a las autoridades de salud en el estado Guárico para que solucione el problema con los medicamentos que son despachados en esta farmacia comunitaria.