Alarma en Ecuador ante colapso del sistema funerario

Un cuerpo yace tendido en la esquina de Pedro Carbo y Luis Urdaneta, Guayaquil | Foto: Agencias

Ecuador, la nación de Latinoamérica más afectada por la pandemia de COVID-19, se enfrenta ahora al colapso de sus sistemas de salud y funerario.

Para el martes 31 de marzo, el país reportó 2 mil 302 casos confirmados y 79 muertos. Además, el ministerio de Salud reconoció que existen otros 67 “fallecidos probables”, que presentaron síntomas de la enfermedad pero murieron sin ser diagnosticados.

Guayaquil, la segunda ciudad más poblada, es la que peor ha sufrido la pandemia con mil 615 infectados y 52 muertos.

A la emergencia se suma el colapso de los servicios funerarios en la región. Según denuncias de los ciudadanos, nadie acude a atenderlos cuando piden ayuda.

“Mi tío murió el 28 de marzo y nadie viene a ayudarnos. Vivimos al noroeste de la ciudad. Los hospitales le decían que no tenían camillas y falleció en casa”, relató a la BBC Jésica Castañeda, residente de Guayaquil.

En su relato, Castañeda aseguró que llamaron al 911 y les pidieron tener paciencia. “El cuerpo sigue ahí en la cama donde falleció, porque nadie lo puede tocar ni nada de esas cosas”, dijo.

Muertos en las calles

En medio de la crisis, ciudadanos y periodistas empezaron a denunciar en redes sociales la situación que enfrentan a diario. Videos de personas cargando cadáveres en sábanas y de cuerpos tirados en las calles se propagaron por toda Internet.

La Policía Nacional de Ecuador informó que levantaron 308 cadáveres de diferentes casas de Guayaquil.

Por otra parte, la alcaldesa de Guayaquil, Cyntia Viteri, reprochó al gobierno nacional las deficiencias del sistema.

“No retiran a los muertos de sus casas. Los dejan en las veredas, caen frente a los hospitales. Nadie los quiere ir a recoger. ¿Qué pasa con nuestros enfermos? Las familias deambulan por toda la ciudad tocando puertas para que los reciba un hospital público donde ya no hay camas”, reclamó.

La crisis ha alcanzado tal magnitud, que el presidente Lenín Moreno anunció la construcción de un mausoleo para sepultar a los fallecidos.

La construcción quedó a cargo del presidente del Banco de Desarrollo, Jorge Wated. “Ya iniciaron el trabajo hace pocas horas!”, dijo Moreno en su cuenta en Twitter.

La periodista Denisse Herrera, de Telesur, compartió uno de los polémicos videos de personas dejando cadáveres en la vía pública