Alza en precios de alimentos, falta de agua y transporte aquejan al guariqueño

En comercios de Guárico no se respeta el distanciamiento en las colas para comprar alimentos donde también se reportan alza en los precios de los productos. Foto: Xiomara López.

En el municipio José Tadeo Monagas del estado Guárico, durante la cuarentena social ordenada por el Ejecutivo nacional, los alimentos han incrementado su costo en un 70%.

El kilogramo de carne se cotiza en 480 mil bolívares cuando hace dos semanas estaba en 280 mil.

Respecto a las hortalizas, se pueden conseguir porque son transportadas por camiones a gasoil, pero consumidores aseguran que ha mermado la cantidad y calidad de los productos.

También persiste la prohibición de venta informal de alimentos. Sin embargo, se puede observar oferta de verduras en algunos sectores de Altagracia de Orituco.

Aumentan pasaje por gasolina “bachaqueada”

La Cámara de Comercio de la entidad emitió un comunicado por redes sociales, donde expone advierte sobre la necesidad de abastecer a los productores de combustible para trasladar su mercancía. Dicen que son más de mil los agremiados y esta semana surtieron solo a 10 con gasolina porque “fueron priorizadas otras áreas”.

El sector trasporte está paralizado en las rutas internas, pero en las zonas de las parroquias Paso Real de Macaira y San Francisco de Macaira los vecinos aseguran que el pasaje aumentó a 150 mil bolívares.

Transportistas expresaron a Radio Fe y Alegría Noticias que el incremento del pasaje se debe a que ellos compran gasolina “bachaqueada”, ya que el sector transporte no fue priorizado para surtir combustible. Las autoridades restringen la circulación de unidades como medida para evitar la propagación de la COVID-19.

En estas parroquias está prohibida la circulación de motocicletas, sin embargo, pueden hacerlo quienes tengan salvoconducto.

En cuanto al suministro de gasolina la alcaldía tomó el control de despacho. La semana pasada se informó sobre la llagada de una sola para el despacho de gasolina, allí se realizaron listas por gremios, se llevó un control en la estación de servicio que incluyó nombre, cédula y placa del vehículo.

También se estableció un límite de expendio a 30, 50 litros de gasolina o más dependiendo de la decisión gubernamental. Se pudo conocer que al menos 600 vehículos pudieron surtir. Las áreas priorizadas fueron salud, productores, “cisterneros” y funcionarios públicos.

Otro problema que presenta este municipio es la escasez de agua potable que se agudiza en los sectores del casco central.

Según habitantes de esta comunidad, la falla se debe a cinco fugas de agua y más 40 tomas ilegales que existen a lo largo de la tubería que va desde el embalse Guanapito hasta la planta de tratamiento Chapaiguana.

La parroquia San Rafael de Orituco también se ve afectado por esta situación, pero muy pocas casas del casco central llega el agua potable y hasta el momento Hidropáez no anuncia ninguna reparación en esta zona.

Seguir cocinando a leña

El suministro de gas doméstico sigue siendo un dolor de cabeza para los habitantes del sector Alto Ipare, quienes aseguran que pagaron desde hace dos semanas por un operativo de distribución masiva de gas y aún no se realiza.

En la zona de los Tricentenarios se vive una situación similar en la que los pobladores dicen que se han dirigido a la sede de Gas Guárico y presentaron sus quejas a la nueva gerente, quien se mostró dispuesta a colaborar.

En referencia al servicio eléctrico a diario se reportan entre seis y siete cortes sin que se conozca un plan de racionamiento.

La telefonía móvil, según guariqueños es deficiente debido a que está relacionado con la energía eléctrica. Aseguran que la operadora Digitel no tiene baterías para seguir operando si se interrumpe el fluido eléctrico.

La gerencia de la empresa ha manifestado que las baterías han sido hurtadas en varias oportunidades, como también parte del cableado. Movistar y Movilnet siguen operando, pero con “escaso acceso a datos”, dicen los usuarios.

En las parroquias Lezama y San Rafael la cobertura es deficiente, de acuerdo con usuarios consultados (solo en el casco central). Mientras en Macaira, Libertad, Soublette, Paso Real no hay señal telefónica.

Producto de la avería que ocurrió en Caracas el pasado domingo, algunas zonas de la parroquia Altagracia se vieron afectadas. El servicio en general es intermitente.

Sin casos sospechosos

Referente a personas contagiadas con Coronavirus el municipio Monagas sigue sin presentar casos sospechosos.

Durante la semana pasada se aplicaron pruebas rápidas y todas arrojaron resultados negativos.

El Dr. Arquímedes Márquez, autoridad única de salud, informó que en la parroquia Macaira aplicaron 120 test y que seguirán con el despistaje en la medida de que tengan la disponibilidad.

Se pudo constatar que la mayoría de la población usa tapabocas, pero no cumple la medida de prevención de estar a un metro de distancia al momento de hacerlas las filas para comprar en los establecimientos donde venden alimentos.