Anzoátegui: Perdieron la casa en un incendio y aún esperan la ayuda prometida

165
Pérdida de casa
Foto: Javier Guaipo/Radio Fe y Alegría Noticias

Un cortocircuito provocó que la casa de Eulalia y Élido Rodríguez, ubicada en el sector El Pensil de Puerto La Cruz, se incendiara y dejara como consecuencia la pérdida de todas sus cosas, incluyendo el carro que el señor utilizaba para ganarse la vida ofreciendo servicio de taxi.

Dicho accidente, que afortunadamente no dejó víctimas fatales, se registró la madrugada del pasado 21 de marzo. Ese mismo día, por la tarde, acudieron al lugar varios concejales del municipio Sotillo y le ofrecieron a la familia damnificada construirle su vivienda nuevamente. Sin embargo, ya han pasado cuatro meses y la ayuda prometida aún no llega.

“En principio nos contentamos por el apoyo mostrado por las autoridades, pero todo quedó en palabras. Nosotros quedamos sin nada y, de no ser por los vecinos, estuviésemos igual. El alcalde (Nelson Moreno) ni siquiera se ha acercado, a pesar de tener conocimiento del caso”, expresó Eulalia.

De igual manera contó que desde el Instituto Municipal de la Vivienda Socialista de Sotillo les aseguraron hace un par de meses que todo estaba listo para arrancar la construcción. No obstante, al día de hoy no se ha pegado ni un bloque.

“La última vez que me acerqué a la alcaldía, hace tres semanas, la única respuesta que conseguí fue que no había recursos para nuestra solicitud. Desde ahí me decepcioné aún más y decidimos buscar otras medidas de presión”, contó la mujer.

Por su parte, Élido Rodríguez afirmó que el gobernador del estado, Luis Marcano, también está al tanto de la situación. Aún así, no existe pronunciamiento alguno en favor de ellos.

“Ya no hallamos a dónde ir. Nos sentimos burlados por todas las autoridades que ni siquiera una bolsa de comida nos han traído, a pesar de que somos adultos mayores necesitados de ayuda”.

La pareja exhortó al alcalde del municipio Sotillo y al mandatario regional a que aporten una solución de una vez por todas, pues necesitan su hogar con urgencia. Agregaron que están viviendo en una casa prestada, cuyos dueños están por regresar, y ellos quedarían en la calle.