Anzoátegui: Tardaron más de 3 años en denunciar un derrame de hidrocarburo

108
Foto: José Félix Millán.

Por la falta de acceso a redes sociales, los perjudicados directos del derrame de hidrocarburo en la parroquia El Carmen del municipio Simón Bolívar de Anzoátegui desde hace tres años no habían podido elevar la denuncia ante los medios de comunicación y dar a conocer su preocupante situación.

Radio Fe y Alegría Noticias conversó con Luis Barrios, habitante del sector Hueco Dulce de la mencionada parroquia. Él aseguró “más de tres años tiene este derrame petrolero y no desde aquí desde la Pica del Neverí, sino hasta La Angostura. Eso es una bomba de tiempo lo que tenemos por aquí”.

Ante este panorama, el poblador de este caserío de Anzoátegui teme que con la quema de terrenos como método de limpieza, se origine una catástrofe similar a la del 11 de enero del presente año. Ese día explotó el poliducto de combustible en ese mismo sector rural.

“La gente no tiene conciencia. Se ponen a quemar a la orilla de esto y no saben lo que pueda ocurrir. Yo le hago un llamado a todos los compañeros del estado Anzoátegui, como al gobernador Luis Marcano, para que se aboque a este problema que tenemos en la comunidad”, agregó el afectado.

De acuerdo con trabajadores de la industria se trata de crudo pesado que viene de la Faja Petrolífera del Orinoco, pasa por Anaco, San Tomé y va directo a los mejoradores del Complejo Petroquímico José Antonio Anzoátegui. Luego se convierte en crudo sintético y colocado en los mercados internacionales.

Un segundo bote de esta misma sustancia fue detectado En la entrada de Naricual. Vale la pena mencionar que a mediados del mes de septiembre del año pasado, con la anegación de varios sectores de Barcelona por la crecida del río Neverí, en el monitoreo de las comunidades, los medios de comunicación de la zona hicieron del conocimiento público este hecho. Hoy, seis meses después, se mantiene el pozo con crudo burbujeante que fue denunciando en aquella oportunidad.

Entrada a Naricual. Foto: José Félix Millán.

Vecinos tienen miedo de denunciar

Nuestro equipo reporteril al intentar entrevistar a los habitantes perjudicados pero no quisieron hablar; sin embargo, mencionaron que desde la anegación de sus viviendas por la crecida del río, dejó de ir el personal de Petróleos de Venezuela. Tampoco recibieron la reposición de lo perdido, tal y como ofrecieron autoridades regionales.

La diputada al Consejo Legislativo del Estado Anzoátegui, Alejandra Gómez, como otra habitante preocupada de la zona, contribuyó a ubicar los puntos donde se generan estas fallas.

Para la parlamentaria, es “inconcebible” que pasen vehículos oficiales y personal de la estatal petrolera y no atiendan la situación. Esto, a pesar de los antecedentes de siniestros en la zona como derrames, explosión del poliducto y como más reciente, una fuga de gas metano.

“PDVSA no ha hecho nada por solventar la situación porque a esta fecha no se ha hecho nada. Mi llamado es a las autoridades gubernamentales para que tomen cartas en el asunto”, expresó Gómez.

Desde el 11 de enero de este año, cuando sucedió la explosión, hasta este momento, no han removido las tuberías quemadas ni el vehículo incinerado donde murió una persona. Esto, a juicio de la legisladora, debe indudablemente generar un daño sicológico en la población y los familiares del fallecido.

Al preguntar ¿Cómo es vivir entre botes de petróleo?, a una habitante que prefirió no identificarse por temor a perder la ayuda alimentaria que otorga el gobierno, esta respondió:

“Imagínate tú, vivir con ese peligro que hay aquí. Por aquí pasan varias tuberías, una de petróleo, una de gas y una de gasolina y antes se les hacia mantenimiento, ahora no. Nosotros tenemos un riesgo muy grande en este barrio que si llega a haber otra catástrofe, este barrio desaparece”, argumentó la mujer.