Auditoría a máquinas de votación reflejó que el sistema funciona correctamente

87
Referencial

El ingeniero en Sistemas Robinson Chirinos, integrante de la Red de Observación Electoral, confirmó este miércoles 11 de agosto en Radio Fe y Alegría Noticias que la auditoría que se le practicó a las máquinas de votación reflejó que esta parte del sistema electoral venezolano funciona correctamente.

Aclaró en primer lugar que el grupo de académicos de diferentes universidades que estuvo dos meses efectuando “sin ningún tipo de restricciones” esta tarea de chequear los componentes para la automatización del voto “no fue a todo el sistema electoral sino solamente a la parte automatizada, es decir, lo que tiene que ver con el registro del voto, la transmisión, la contabilización y la totalización”.

Chirinos, quien también es el encargado de la Escuela de Computación de la UCV, ratificó que los resultados de la auditoría “confirma que el voto automatizado es secreto, que no se puede alterar, que no se puede modificar, que se transmite de manera correcta, que se cuentan todos los votos, que la cuenta se hace de manera correcta, no se restan ni se suman”.

Igualmente el informe que los auditores levantaron al término del proceso “que se hizo por primera vez con profesionales académicos de cuarto nivel y que no pertenecemos a partidos políticos”, validó que “la transmisión de las máquinas se hace de manera correcta, no se duplican los votos, y con eso las personas pueden tener una garantía”.

En esta auditoría convocada por los rectores del CNE participaron los académicos de 10 universidades, técnicos del organismo electoral, de las empresas de los servicios de telecomunicaciones y de las empresas proveedoras de los equipos.

Se revisó “el código fuente que arroja la máquina de votación, incluso se desarmó una, la abrimos, le vimos sus componentes, vimos todo el software que se ejecuta dentro de la máquina”.

De esta manera pudieron constatar que “desde que se enciende la máquina hasta la fase de transmisión se ejecutan cada uno de los pasos del software que se está desarrollando”.

Esto incluye “cómo tomar las huellas, cómo tomar los votos, cómo cuenta los votos, como los transmite, y una vez que los transmite cómo acumula las actas, cómo saca los porcentajes en el caso de elecciones por voto lista”.

Los resultados de esta auditoría, fase que pertenece al cronograma electoral dispuesto por el CNE para los comicios del 21 de noviembre, serán contrastados con la producción en serie de las máquinas a ser utilizadas, cuya dinámica comenzará “a mediados del mes de octubre, y ahí se corrobora que los cambios que se le hayan hecho al software corresponden a lo que nosotros vimos”.

Fantasmas, mentiras y mitos

El experto en sistemas automatizadores del voto precisó que es importante despejar dudas sobre el funcionamiento de la arquitectura electoral en los procesos comiciales en el país “porque siempre hay fantasmas y mitos entre los electores, algunos propiciados para generar confusión”.

En este sentido, sugiere que el primer auditor sea el propio elector. “Cuando emita su voto él podrá verificar que si pulsó A le debe salir A y no B, como a veces se ha dicho”.

También recomendó mirar “las publicaciones de las actas que hace el CNE cada vez que termina un acto de votaciones, y se puede ver que en el acta de esa mesa, de ese centro de votación, corresponde a los votos emitidos”.

Chirinos aseguró que en los últimos procesos electorales estas irregularidades que se mencionan “no han ocurrido, hay muchas garantías donde esto se puede verificar “.

Alertó, finalmente, no seguirle el curso “a las mentiras que algunos dicen con la finalidad de ahuyentar el voto, por lo menos en la parte técnica nosotros estamos haciendo el trabajo para ofrecer plenas garantías”.