Aula Abierta ratifica información sobre deserción estudiantil en posgrados de Medicina

16
Foto: referencial.

La organización Aula Abierta, que trabaja por la defensa de las universidades en Latinoamérica, ratificó este martes 10 de enero las cifras divulgadas a través de su informe “Universitarios de la Salud en Riesgo: Violaciones a la Libertad Académica y Educación de Calidad”, respecto situación crítica de las facultades de Medicina en varias universidades de Venezuela.

David Gómez, director de la organización, aseguró al portal web El Pitazo que no tienen puntos que aclarar con respecto a la posición de la Facultad de Medicina de la UCV, pues los datos recopilados en la investigación de Aula Abierta corresponden a entrevistas realizadas a miembros de esa casa de estudios.

Asimismo, resaltó que muchas de esas personas consultadas fueron identificadas en el informe.

Detalló que, ante la ausencia de datos oficiales por parte de autoridades venezolanas, la ONG se ve en la obligación de buscar información con estudiantes.

“La información publicada por la Facultad de Medicina ratifica, de cierta manera, algunas tendencias denunciadas. En realidad, no hay puntos discordantes en relación a las cifras asomadas en el informe”, sentenció Gómez.

¿Un futuro sin médicos?

El informe de Aula Abierta, al que tuvo acceso Radio Fe y Alegría Noticias, cita información de la Gerencia de Estudios de Postgrados de la UCV que destacaba que para el año 2013, la Facultad de Medicina tenía una matrícula de 2.027 estudiantes; para 2014, de 2.229; y para 2015 era de 2.156.

Ivonne Martínez, estudiante de último año de Medicina y Consejera Estudiantil en la UCV, reportó al equipo de investigación de Aula Abierta que, en el 2016, comenzaron a estudiar medicina 417 personas, de los cuales, aproximadamente el 40% se retiró entre el 2017 y 2018. 

Entre los motivos, Martínez destacó la situación económica del país, la falta de oportunidad laboral para los profesionales de la Medicina, así como las malas condiciones y amenazas en los centros de salud.

Para septiembre de 2022, cuando se entrevistó a Martínez, solo quedaban 135 estudiantes, lo cual representaba una tasa de deserción estudiantil del 68%.