Aumenta a 9 los muertos en Perú por motín carcelario

Los reos manifestaron con los torsos desnudos y con carteles en los techos. "Nos estamos muriendo. No nos dejen morir infectados, necesitamos medicinas", decía una pancarta. Foto: agencias.

Un motín se produjo en la cárcel Castro Castro, ubicada en el este de Lima, Perú por temor a un contagio de la COVID-19, dejando a nueve reclusos muertos y 67 heridos entre guardias, policías y reos

El hecho se produjo este martes, según el Instituto Nacional Penitenciario (INPE) de este país. El balance anterior de la rebelión del lunes en este centro carcelario era de ocho fallecidos.

Las autoridades informaron la noche del lunes que el motín había sido controlado y que los fallecidos eran tres, resultado de los esfuerzos de la policía y los guardias por sofocar la revuelta. La rebelión buscaba “facilitar una fuga masiva de internos”, de acuerdo con el INPE.

Por su parte, internos en el penal Lurigancho, ubicado en el norte de Lima y el más poblado del país, protagonizaron este martes una protesta exigiendo medidas de protección ante el nuevo Coronavirus, pero en un par de horas volvieron a sus celdas.

Los reos manifestaron con los torsos desnudos y con carteles en los techos. “Nos estamos muriendo. No nos dejen morir infectados, necesitamos medicinas”, decía una pancarta.

Con una capacidad para dos mil 500 internos, en Lurigancho hay más de 10 mil reclusos.

La policía informó que en la cárcel de Castro Castro “todos los cadáveres fueron trasladados a la morgue Central Lima para la necropsia de ley con diagnóstico de presunto impacto de bala”. Afuera del penal se congregaron angustiados familiares de los detenidos para saber sobre ellos.

Con información de Deutsche Welle.