Autoridades colombianas arrecian controles contra venezolanos hacia Arauca

Río Arauca/Referencial

Los controles migratorios que han aplicado los efectivos de la Armada de Colombia en el río Arauca, que separa al departamento del mismo nombre con el estado Apure, tiene que ver con el aumento vertiginoso del paso de venezolanos hacia esa población colombiana.

Los migrantes venezolanos suelen utilizar esta ruta para dirigirse, vía terrestre, hacia el centro del país neogranadino y hacia otros países como Perú, Ecuador y Chile.

Este martes 26 de enero el terminal de pasajeros de Arauca colapsó ante la llegada de una gran cantidad de venezolanos que iban llegando, entrando por Apure, desde diversas regiones del territorio nacional.

Las autoridades del terminal reportaron que no eran suficientes las unidades de autobuses para el traslado de los recién llegados amén de que se originó una masiva aglomeración de personas en espacios cerrados, lo cual obligó a la policía araucana a cerrar el terminal.

Muchas familias, con niños pequeños incluidos, quedaron varadas a las afueras del terminal sin saber qué hacer.

Igualmente, los funcionarios de Migración Colombia exigían a los migrantes la respectiva documentación, sobre todo el pasaporte, en virtud de que el acceso de venezolanos a territorito colombiano se viene dando de manera ilegal ya que siguen cerradas las fronteras, de acuerdo a las instrucciones del gobierno de Iván Duque.

En este caso específico no hay paso legal peatonal por el puente internacional José Antonio Páez y la gente que proviene de Venezuela opta por cruzar el río Arauca, por lo cual las autoridades militares han restringido mucho más el avance de embarcaciones que son contratadas desde el lado venezolano para el traslado de los migrantes por vías fluviales clandestinas.

Esta situación ha originado fuertes encontronazos entre los militares colombianos y los conductores de las canoas.

Este miércoles se reportó el volcamiento de una embarcación de madera por parte de los efectivos de la Armada colombiana para impedir la llegada de estas personas a la otra orilla del río, tras un fuerte despliegue, con el riesgo de que las personas pereceiran en las aguas del Arauca

Por lo pronto, se mantiene la tensión en la zona y se desconoce la posición de las autoridades migratorias colombianas ante este último suceso.