Autoridades de Indonesia elevan el nivel de alerta por erupción volcánica

30

El nivel de alerta de erupción volcánica fue elevado a su máxima expresión este lunes en Indonesia luego que el volcán Semeru tuviera actividad el domingo 4 de diciembre por la tarde.

En principio, la alerta emitida era de nivel intermedio según reseña la prensa internacional. No obstante, con el paso de las horas, la actividad volcánica aumentó su nivel de intensidad, informaron fuentes oficiales.

Según el Centro de Vulcanología y Mitigación de Peligros Geológicos, se elevó su nivel de alerta debido a la capacidad creciente del volcán de emitir lavas en cantidades extraordinarias.

Ante este riesgo también pidieron a los habitantes de Indonesia que eviten cualquier tipo de actividad en el río Besuk Kobokan, ya que tiene el potencial de fluir nubes calientes y lava”. Esto lo dijo el portavoz de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres del país, Abdul Muhari, en una declaración escrita.

Las autoridades desplazaron a un total de 1.979 personas residentes de 11 áreas alrededor del volcán. Por su parte, el organismo de meteorología de Indonesia también informó sobre la cercanía de un cambio climático que provocará intensas lluvias en las próximas horas.

Erupción volcánica en Indonesia tiene antecedentes

De acuerdo con el servicio meteorológico, las lluvias podrían apaciguar los efectos del calor y lava producidos por el volcán, sin embargo, también pude complicar la situación. Explicaron que con las precipitaciones, las cenizas empezaran a caer en varias áreas de la población de Lumajang.

Es la tercera ocasión en que el volcán Semeru entra en actividad volcánica. La primera vez fue en diciembre de 2020 y la segunda en enero de 2022. La tercera se registró este domingo 4 de diciembre de 2022.

En cada erupción, las autoridades han reportados decesos, sin embargo, para esta ocasión, luego de casi 20 horas después no hay reportes de víctimas mortales.

Indonesia, un archipiélago que alberga a casi 275 millones de personas, se encuentra a lo largo del “Anillo de Fuego” del Pacífico, un área con varias fallas que la hacen propensa a frecuentes actividades volcánicas y terremotos.