“Barrilete Cósmico, la pelota no se mancha, pero llora”

La muerte de Diego Armando Maradona conmovió al mundo, en medio de la pandemia de la COVID-19.

No es una pausa obligada ni necesaria. Es una pausa por inercia. Clubes, selecciones y personalidades del mundo no pudieron evitar lamentar el deceso del 10.