Barrio Pastor Villalonga de El Nula no tiene luz y con calles sin asfaltar

Barrio Pastor Villalonga El Nula
Foto: Radio Fe y Alegría Noticias

El barrio Pastor Villalonga es el segundo más extenso de la población de El Nula, parroquia San Camilo, municipio José Antonio Páez, estado Apure.

Se conformó originalmente a través de la venta de una finca propiedad de la Asociación de Ganaderos de El Nula, por allá en 1997-98, donde el primer párroco de esta zona, el jesuita José Pastor Villalonga interviniera en las negociaciones para que los pobladores fueran adquiriendo los terrenos. Al año y medio después oficialmente se fundara en honor al sacerdote ya mencionando.

24 años después sigue teniendo esos orígenes campestres, 364 familias conforman el sector con 6 calles; ninguna se encuentra asfaltada y con grandes problemas de nivelación que cuando llueve las mismas calles polvorientas en verano pasan a ser verdaderos pantanales.

El barrio Pastor Villalonga no cuenta con alumbrado en 5 de sus calles. Posee muchos terrenos ociosos y abandonados que se convierten en un hábitat seguro de serpientes que a veces ha ocasionado serios problemas a niños y adultos, tal como lo detalló la señora Edith Calderón.

Foto: Radio Fe y Alegría Noticias

En otro orden de ideas la vocera de la comunidad María Ortiz puntualizó que el agua no es un problema grave, ya que 90% de los vecinos cuentan con agua de nacientes y no falla el suministro.

Entre los miembros de esa comunidad pagan entre 5.000  a 10.000 pesos colombianos para el mantenimiento de las tanquillas y sistema de mangueras que permiten la tranquilidad del sector en este fundamental servicio.

No obstante, existen muchos botes de agua por varias veredas del barrio que hasta la fecha no le han puesto el ojo y seriedad del caso.

Ortiz señaló que una de las obras inconclusas es la terminación del sistema de cloacas que día tras día se sumergen en total desidia sin esperanzas de que algún día las autoridades del municipio fronterizo puedan culminarlas.

Finalmente los vecinos destacan que la gran extensión de terrenos desocupados podrían ser utilizados en un futuro para construir escuelas, canchas y comedores populares.

Foto: Radio Fe y Alegría Noticias