Bolivia: expresidenta Jeanine Áñez se declara en huelga de hambre

48
Áñez declaró una huelga de hambre desde su celda el miércoles 9 de febrero de 2022, un día antes de ser juzgada por incumplimiento de deberes presidenciales y dictar resoluciones contrarias a la constitución. Foto: APG

La expresidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, se declaró este miércoles 9 de febrero en huelga de hambre en su celda a un día de que se le inicie un juicio por resoluciones contrarias a la constitución e incumplimiento de deberes.

En 2019 Áñez era senadora y se proclamó presidenta interina después de la renuncia del entonces mandatario Evo Morales (2006-2019).

Once meses después Áñez llamó a nuevas elecciones que fueron ganadas por el heredero político de Morales, Luis Arce, cuyo gobierno impulsa juicios contra opositores a los que acusan de haber llevado a cabo un “golpe de Estado”.

La decisión de la huelga de hambre, fue comunicada mediante una carta leída, entre lágrimas, por su hija, Carolina Ribera, en el programa Influyentes, de EL DEBER Radio.

“Tomo una de las decisiones más duras de mi vida, ingreso en una huelga de hambre, estoy desesperada de ver un país sin justicia ni ley, que la comunidad internacional entienda que la justicia es de Evo Morales y Luis Arce, estoy enferma, pero mis últimas fuerzas serán para demostrar que estos hombres, machos del poder, no podrán ocultar de la historia el fraude que cometieron”, dice parte del escrito.

Hija pide juicio público

Según la hija de Jeaninne, su madre asume que será condenada, pero no se rinde en su lucha, recalcando que en el país hubo fraude y no un “golpe de Estado”, reseña el diario local el Deber.

Señaló al menos 16 irregularidades en el accionar del Ministerio Público y la administración de justicia, entre ellos, no haber notificado a los más de 40 testigos de descargo que presentó la defensa de la expresidenta.

Carolina Ribera exigió ante los medios de comunicación que el juicio sea público, presencial y no virtual.

Ribera aseguró que la medida de su madre será hasta las “últimas consecuencias”. “Dios quiera que las autoridades, tanto de justicia como el gobierno, se pongan una mano al pecho y vean que primero hay que priorizar la vida de una mujer, de una madre, dejando a un lado la política y la venganza”, agregó.

Áñez, de 54 años, tiene otros cuatro procesos. La exmandataria ha denunciado una persecución política ya que asegura que no se están cumpliendo los requisitos para iniciarle un juicio.

Otro de esos procesos es por dos masacres perpetradas por las fuerzas del orden en las que murieron 20 seguidores de Morales, publica la AP.

Fuente: El Deber, AP, La razon_Bolivia