Bolivia: presentan acusación formal contra Jeanine Áñez

Jeanine Áñez, foto: web

La Fiscalía boliviana presentó una acusación formal contra Jeanine Áñez, conformada por más de 70 pruebas y 20 testimonios, por asumir la presidencia de forma inconstitucional luego del golpe de Estado de noviembre de 2019.

Una comisión de fiscales de la ciudad de La Paz presentó la acusación formal en contra de Áñez por los delitos de incumplimiento de deberes y resoluciones contrarias a la Constitución y a las leyes en el marco del caso denominado «golpe de Estado II», informó este martes la Fiscalía General del Estado.

Según informó el diario local El Deber, la etapa de investigación concluyó y ahora se espera conocer la fecha de inicio del juicio.

La acusación contra Áñez es por la presunta comisión de los delitos de resoluciones contrarias a la Constitución y las leyes e incumplimiento de deberes.

En conferencia de prensa, el secretario general de la Fiscalía General, Edwin Quispe, señaló que los casos judiciales, conocidos como “Golpe I” y “Golpe II”, refieren a acciones cometidas por Áñez “antes de que se autoproclamara presidenta, son anteriores al uso de la banda presidencial”.

Según se expresó desde la Fiscalía, Áñez tomó la presidencia del Senado en una sesión sin cuórum y sin que existiera la renuncia formal de la entonces presidenta del órgano legislativo, Adriana Salvatierra, integrante del Movimiento al Socialismo.

Posteriormente, de acuerdo a lo que informó el diario La Razón, Áñez de 54 años, presidió una sesión legislativa en la que tampoco existió el cuórum necesario y en la que se autoproclamó presidenta de Bolivia.

Acusación » vaga y abstracta»

La defensa de Áñez afirmó que la acusación es “totalmente vaga y abstracta” y que no hubo inspecciones técnicas oculares ni se tomaron declaraciones a otras personas que forman parte de la investigación.

Áñez está detenida desde marzo en el Centro Penitenciario de Miraflores, en la ciudad de La Paz, acusada de sedición, conspiración y terrorismo a raíz de la crisis política que se desató tras las elecciones presidenciales de 2019.

Originalmente el caso por el que está detenida Áñez era uno solo, pero fue dividido en dos en julio, sumando las acusaciones de incumplimiento de deberes y resoluciones contra la Constitución por la forma en que asumió la presidencia.

Fuente: La diario, el deber, la razon, @F10HD_BOLIVIA