Brasil: Bolsonaro cree que gobernadores “inflan” cifras de COVID-19

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil | Foto: Reuters

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, sugirió este lunes 30 de marzo a un medio de televisión local que “algunos gobernadores” del país estarían inflando las cifras de muertes por COVID-19 para justificar las cuarentenas.

Esta semana, el número de casos en el país latinoamericano ascendió a 4 mil 579 contagiados, mientras que los decesos subieron a 159, cifra que, para Bolsonaro, no es real.

“Parece que hay interés por parte de algunos gobernadores en inflar el número de óbitos por el virus”, dijo el mandatario, asegurando que las intenciones de estos gobernadores sería la de ganar más apoyo para recursos.

“Eso les daría más respaldo, pueden pedir más recursos para el Gobierno Federal”, señaló durante la entrevista.

Siguen los choques con las autoridades

Jair Bolsonaro lleva días enfrentándose a los gobernadores de Sao Paulo y Río de Janeiro, al ministerio de Salud e incluso al poder judicial, por las medidas de confinamiento adoptadas y defendidas por ellos.

Para él, la cuarentena sigue siendo una medida extrema que profundiza los problemas económicos que enfrenta la nación.

“No se puede imponer aislamiento, como algunos estados hicieron, de forma casi eterna. Obviamente tienes que evitar que (el virus) se instale en ti, pero no se puede vivir en clima de pánico, en clima de terror. No salir de casa, pasar alcohol en gel hasta para dar un besito a la esposa”, dijo.

Sin embargo, el ministro de Salud de Brasil, Luiz Henrique Mandetta, contradijo una vez más a Bolsonaro y recomendó a la población hacer caso a las medidas de prevención impuestas por las autoridades estatales.

“He dialogado con los secretarios municipales y estatales y, por el momento, mantengo la recomendación de los estados, ya que hay muchas carencias en el sistema de salud”, reconoció.

Días atrás, la jueza de Río de Janeiro, Laura Bastos Carvalho, ordenó al mandatario “abstenerse de promover piezas publicitarias” para incentivar la vuelta al trabajo y contradecir las medidas preventivas impuestas por los gobernadores.

Además, las redes sociales Twitter, Instagram y Facebook borraron de sus servidores unos videos colgados el domingo por el presidente en el que aparecía caminando por las calles de Brasilia, rodeado de simpatizantes y periodistas, desafiando la orden de cuarentena del gobierno regional.

Sobre la decisión de borrar los videos, Twitter informó que lo hizo siguiendo los lineamientos de su plataforma para garantizar la veracidad de los mensajes sobre el Coronavirus. Esa política no permite divulgar “informaciones sobre salud pública que puedan poner a las personas en riesgo de contraer el COVID-19”.