Buscan a joven indígena desaparecida en Delta Amacuro desde 2016

Rodulfo Torres tiene 5 años sin ver a su hija Rosiris Torres y sin saber absolutamente nada de ella. La joven salió de su comunidad para laborar como doméstica y sus familiares perdieron todo tipo de contacto desde el año 2016.

El señor Torres, de origen warao, habitante de la comunidad indígena Dijarukabanoco, ubicada en el municipio Antonio Díaz, a 4 horas de navegación aproximadamente de Tucupita, quiere conocer el paradero de su hija. Para venir a la capital deltana a intentar obtener información, debió “jalar” canalete cinco días.

Con dificultades para hacerse entender en lengua española, contó fluidamente en warao su drama. “Espero que esté bien”, dijo.

Hace poco corrió el rumor de que trabajaba en una casa de familia en la localidad de Upata, Bolívar, pero no sabe si es cierta esa versión. Tampoco tiene contacto alguno con terceras personas que puedan conocerla o el número de teléfono de aquellos para quienes supuestamente trabaja, ni siquiera el nombre de la mujer que la contrató para llevársela.

Si alguien la ha visto o sabe su ubicación, por favor comunicarse al número de teléfono 0424-915.80.19 o acercase  al Instituto Radiofónico Fe y Alegría en Tucupita, estado Delta Amacuro.