Caos en México tras detención del hijo del “Chapo” Guzmán

96
Foto: Agencias.

La detención de Ovidio Guzmán, uno de los hijos de Joaquín “el Chapo” Guzmán, terminó generando violencia y caos en la ciudad de Culiacán, México.

La operación para atrapar a Ovidio, de 32 años, donde estuvieron involucrados miembros del Ejército Nacional, la Guardia Nacional y otras instituciones de seguridad, según reportan medios internacionales, se llevó a cabo la madrugada del 5 de enero.

La reacción del Cártel de Sinaloa no se hizo esperar: la ciudad amaneció con bloqueos, quemas de carros y balaceras en distintos puntos de Culiacán.

A través de las redes sociales, usuarios reportaron los enfrentamientos entre las fuerzas policiales y los miembros del cártel.

Cierre de vías y bloqueos

El jefe del Ejército reconoció que tras la detención del hijo del “Chapo” se generaron actos violentos, como 19 bloqueos y agresiones armadas, incluyendo el Aeropuerto de Culiacán y la base aérea número 10.

Además, se cerraron todos los accesos a Culiacán: cuatro de ellos desde la ciudad de Los Mochis y dos más en la salida hacia Costa Rica, Sinaloa.

También se cancelaron las actividades escolares y gubernamentales en la entidad.

Golpe contundente

Luis Cresencio Sandoval, secretario de Defensa Nacional, aseguró que el hijo del “Chapo” fue trasladado en una aeronave de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) a la Ciudad de México.

Se trata de “un golpe contundente a la cúpula del poder del Cártel de Pacífico”, manifestó el secretario de Defensa Nacional.

Con información de EFE y AFP