Captan un cometa posiblemente interestelar

El cometa C/2019 Q4 Borisov, captado por el Telescopio Canadá-Francia-Hawái

Un cometa recién descubierto entusiasma a la comunidad astronómica, porque su origen parece ser interestelar, desde otro sistema solar.

El objeto, designado C/2019 Q4 Borisov, fue descubierto por el astrónomo ruso Gennady Borisov el 30 de agosto de 2019.

La confirmación oficial de que el cometa C/2019 Q4 Borisov es un objeto interestelar todavía no se ha hecho, pero de serlo, sería solo el segundo objeto detectado después de ‘Oumuamua, observado y confirmado en octubre de 2017.

C/2019 Q4 Borisov todavía se ubica rumbo hacia el Sol, pero permanecerá más lejos que la órbita de Marte y se acercará a la Tierra no más de 300 millones de kilómetros de distancia.

Trayectoria del cometa C/2019 Q4 Borisov | Animación: NASA

Hallazgo                                        

El sistema Scout, de la NASA, marcó automáticamente el objeto como ‘posiblemente interestelar’.

Davide Farnocchia, del Centro de Estudios de Objetos Cercanos (NASA), trabajó con astrónomos de la Agencia Espacial Europea (ESA) para obtener observaciones adicionales.

Después, trabajó con el Minor Planet Center, de la Unión Astronómica Internacional, para estimar la trayectoria precisa del cometa y determinar si se originó dentro de nuestro sistema solar o vino de otra parte de la galaxia.

Actualmente, el cometa se encuentra a 420 millones de kilómetros del Sol y alcanzará su punto más cercano, o perihelio, el 8 de diciembre de 2019, a una distancia de aproximadamente 300 millones de kilómetros.

“La velocidad actual del cometa es alta, aproximadamente 150 mil kilómetros por hora, que está muy por encima de las velocidades típicas de los objetos que orbitan el Sol a esa distancia”, explica Farnocchia.

El experto agrega que esa alta velocidad indica “no solo que el objeto probablemente se originó fuera de nuestro sistema solar, sino que también se irá y regresará al espacio interestelar”.

En una trayectoria entrante, el cometa C/2019 Q4 Borisov se dirige hacia el sistema solar interior. El 26 de octubre, pasará a través del plano eclíptico, en el que la Tierra y los otros planetas orbitan alrededor del Sol, desde arriba en un ángulo de aproximadamente 40 grados.

C/2019 Q4 Borisov se estableció como cometario debido a su aspecto borroso, lo que indica que el objeto tiene un cuerpo helado central que produce una nube de polvo y partículas circundantes a medida que se acerca al Sol y se calienta.

Su ubicación en el cielo (como se ve desde la Tierra) lo coloca cerca del Sol, un área del cielo que generalmente no es escaneada por los grandes estudios de asteroides terrestres.

Se podrá ver con telescopios

En los próximos meses, “el objeto alcanzará su brillo máximo a mediados de diciembre y seguirá siendo observable con telescopios de tamaño moderado hasta abril de 2020”, informa Farnocchia.

“Después de eso, solo será observable con telescopios profesionales más grandes hasta octubre de 2020”, añade. 

Las observaciones realizadas por expertos de la Universidad de Hawái indican que el núcleo del cometa tiene un diámetro de entre 1,2 y 10 millas (2 y 16 kilómetros).

Los astrónomos continuarán recolectando observaciones para caracterizar aún más las propiedades físicas del cometa (tamaño, rotación, etc.) y también continuarán identificando mejor su trayectoria.

Con información de NASA