Carmen no se regresará a Perú

carmen-sandoval-radio-fe-y-alegria-noticias
Foto: Radio Fe y Alegría Noticias.

Carmen Sandoval tiene 72 años y unos 40 viviendo en Caracas a donde llegó indocumentada desde Perú, el país en el que nació. Aunque reconoce que la crisis en Venezuela “está malísima”, asegura que se quedará.

“Yo tengo fe en que esto se va arreglar: poco a poco, trabajando duro y parejo y con mucha paciencia”, dice Carmen cuando se le pregunta si en algún momento ha considerado regresar a tierra peruana, especialmente por la crisis económica. Pero su respuesta es no. Nunca volvió ni piensa volver, pues argumenta que ya ha pasado mucho tiempo; que ya es una persona mayor y no quiere regresar para empezar de nuevo.

“Mejor me quedo aquí. Ya me acostumbré; ya soy venezolana”, expresa.

Ella tiene su propio negocio donde, entre otras cosas, vende chucherías. En un principio no fue así: en un principio tuvo que trabajar “de lo que saliera” y, así como hubo venezolanos que la trataron muy bien, también otros la maltrataron.

“Me vine porque Perú estaba como aquí: en crisis. Me vine sola con mi hija. Me han tratado algunas personas bien y otras no; cuando me trataban mal me salía de ese trabajo y me iba a otro. Unos me pagaron, otros no”, añade.

“Los peruanos quieren a los extranjeros”

Cuando Carmen era niña y estudiaba en Perú, en su colegio se hacían excursiones de niños extranjeros y, tanto ella como sus compañeros de clase, solían llevarse hasta tres niños a sus casas. Por ello, desconfía de las noticias que llegan desde su país donde se destaca la xenofobia que han sufrido algunos venezolanos.

“Los peruanos quieren a los extranjeros. Me asombro de que se digan esas cosas porque estoy segura que los peruanos quieren a los extranjeros”, sostiene.

Según ella, sus hermanas en Perú, con quienes se comunica muy seguido, alquilan habitaciones a venezolanos “y los tratan bien y los ayudan”.

“Tengo vecinos venezolanos que se han ido y les gusta Perú. Por eso no creo que haya xenofobia”, opina. “Pero el venezolano que quiere venirse que se venga si no se acostumbra allá”, sentencia.