Casi 8 mil venezolanos reciben refugio legal en Brasil

Venezuelan migrants have their hair cut by a fellow refugee, at Tancredo Neves shelter in the city of Boa Vista, Roraima, Brazil, on February 24, 2018. When the Venezuelan migratory flow exploded in 2017 the city of Boa Vista, the capital of Roraima, 200 kilometres from the Venezuelan border, began to organise shelters as people started to settle in squares, parks and corners of this city of 330,000 inhabitants of which 10 percent is now Venezuelan. / AFP PHOTO / MAURO PIMENTEL

El gobierno federativo de Brasil reconoció en un solo trámite conjunto la condición de refugiados a 7.992 venezolanos por razones humanitarias.

De ellos, 7.795 son adultos y 197 niños. Este beneficio permitirá a esas personas tener la tarjeta del Registro Nacional Migratorio, además de acceder a otros derechos básicos, como educación y salud, informó el Comité Nacional para los Refugiados (Conare).

El trámite colectivo fue aprobado el viernes 28 de agosto en un reunión en línea de los funcionarios de Conare, un organismo que depende del ministerio de Justicia y Seguridad Pública.

En los últimos ocho meses cerca de 38 mil venezolanos fueron reconocidos como refugiados por el Comité.

En un comunicado, Conare explicó que usa herramientas de BI (Inteligencia de Negocios) e inteligencia de sistemas para cruzar datos y mapear cerca de 100 mil solicitudes de ciudadanos de Venezuela.

El secretario nacional de Justicia, Claudio Panoeiro, destacó que sin estas herramientas tecnológicas las decisiones sobre los casos podrían demorar dos años.

«Nosotros estamos conscientes del papel de Conare en situaciones de esa naturaleza y contamos siempre con la participación de la sociedad civil para el debate en torno a temas de gran relevancia para el público, como es el de los refugiados», destacó.

En junio de 2019, el Comité reconoció el escenario de «grave y generalizada violación de los derechos humanos en territorio venezolano, decisión suficiente para la concesión de refugio».

En octubre de 2019, fue adoptada y publicada una resolución que permitió establecer procedimientos diferenciados para instruir y evaluar las solicitudes manifiestamente fundadas.

«Con eso Brasil se torna referencia mundial en la acogida de refugiados, en alianza con la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur)», destaca el texto.

«El Estado brasileño tiene las puertas abiertas para esa población. Eso se refleja en las acciones de Conare, favorables a la simplificación y aceleración de esos procesos de acogida. Cabe al Comité, en un acto humanitario, entender la situación y extender la mano para esa población que necesita tanto de nuestra ayuda», señaló su coordinador general, Bernardo Laferté.

La estrategia brasileña ofrece a los venezolanos dos vías de acceso al territorio: una es el refugio y la otra es la autorización de residencia.