Castillo decreta toque de queda en dos provincias de Perú

46

Desde las 2:00 de la tarde de este martes 5 de abril entró en vigencia un toque de queda en dos provincias de Perú por disposición Ejecutiva del presidente, Pedro Castillo.

Esta medida estará en vigencia hasta las 11:59 de la noche del miércoles 6 de marzo tanto en Lima como en El Callao, según reseñó la prensa peruana.

El Consejo de Ministros aprobó declarar la inmovibilidad ciudadana desde las 2:00 de la mañana hasta las 11:59 de la noche del día martes 5 de abril para resguardar los derechos fundamentales de todas las personas, “lo cual no impedirá el abastecimiento de los servicios esenciales”, dijo el presidente Pedro Castillo.

La decisión de Castillo ocurrió luego de una semana de protesta y paro del sector transporte en todo el país. La protesta está afectando el transporte de productos industrializados a través de la cadena de distribución, según expuso el Jefe de Estado.

Este martes, el conflicto cumplió una semana y los intentos de acuerdos han resultado infructuosos. Pese a que el gobierno de Perú anunció varios acuerdos con la patronal de transporte el lunes por la mañana, los transportistas declararon que estos no existen.

Asimismo, decretó el estado de emergencia en Lima y Callao. Este instrumento estipula la “suspensión los derechos constitucionales relativos a la libertad y seguridad personal, la inviolabilidad del domicilio y la libertad de reunión y tránsito”.

¿Que detonó el conflicto con los transportistas?

El gobierno de Pedro Castillo decretó un aumento del precio del combustible. Y, acompañó la medida con la exoneración de la gasolina y el diésel del “impuesto selectivo al consumo hasta junio de 2022”.

La decisión Ejecutiva tuvo un rechazo masivo lo que generó severas diferencias y protestas en las calles. El foco de las protestas están en Lima y El Callao, según el gobierno peruano.

Otros gremios se suman

A las protestas de los transportistas se unieron otros gremios lo que ha dificultado mucho más el conflicto. El presidente Castillo informó que hasta el 5 de marzo cuatro personas han fallecido en circunstancias relacionadas a las protestas.

Más de veinte personas están detenidas por su presunta vinculación con los destrozos y disturbios en once regiones de Perú.

“El lunes (4 de marzo) cinco puestos de peaje fueron quemados por los manifestantes. Mientras que en la ciudad norteña de Trujillo hubo saqueos puntuales en supermercados y comercios”, reportó la prensa peruana.