Causaron destrozos en escuela de Fe y Alegría en Maturín

Delincuentes causaron destrozos en la escuela Fe y Alegría Padre Luis Antonio Ormierez en Maturín, lo que pone en riesgo el año escolar.

Delincuentes causaron destrozos en la escuela de Fe y Alegría Padre Luis Antonio Ormierez en Maturín justo al comienzo del año escolar de unos 1.200 estudiantes. Este el tercer robo en lo que va de año según denuncia el personal de la institución.

El profesor Cliver Peña contó a los micrófonos de Radio Fe y Alegría Noticias que los delincuentes se robaron el tendido eléctrico de la escuela.

“Se robaron el cableado de una galería de primaria y esto generó un corto circuito. Esto causó que las guayas que pasan por la escuela pegaran y produjo el aumento de energía que dañó todos los equipos», describió Peña.

Agregó que «despegaron el cableado desde el poste hasta el tablero. Se llevaron el cableado de toda el área de la cocina. Rompieron una ventana, se robaron un marco de ventana y violentaron una puerta de acceso al laboratorio clínico y se llevaron el techo de anime».

Este centro educativo atiende a estudiantes desde educación inicial hasta educación media técnica pero que ahora quedaron sin recursos didácticos.

Destrozos en escuela de Fe y Alegría los dejaron sin internet

Peña contó además que «todo el equipo de internet se quemó tras el corto que género el robo del cableado eléctrico de la institución».

Esta herramienta vital se utilizaba por «nuestros nuestros profesores y maestros para apoyar a los estudiantes y a los padres en el proceso de aprendizaje». Peña pidió a la comunidad trabajar en conjunto para defender de los destrozos a esta escuela de Fe y Alegría.

“Nuestra escuela está siendo vandalizada y necesitamos del apoyo de la comunidad. Para ellos es la escuela, para sus hijos, los invito a denunciar lo que viene pasando. A los diferentes organismos el llamado es a mejorar el patrullaje y atender la seguridad de todos los centros educativos que son tan vulnerables a esta situación de robos”, expresó.

Cortesía