CEPAL: “La pandemia puede aumentar la pobreza a 83 millones de personas en AL”

Foto: CEPAL

La Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina participó este jueves 11 de junio en una conferencia en línea para celebrar los 50 años de la Corporación Andina de Fomento, hoy en día llamado Banco de Desarrollo.

Alicia Bárcenas indicaba que este contexto de la pandemia del COVID-19 en los países de la región los índices de pobreza, desempleo y cierre de pequeñas y medianas empresas van a aumentar exponencialmente, situación que genera una gran preocupación en las sociedades latinoamericanas.

Además del dato sobre el incremento de la pobreza “a 83 millones de personas en los países de América Latina”, la ejecutiva de la CEPAL agrega que se estima que se registrará la pérdida de 12 millones de plazas de trabajo “que incidirá en una alta tasa de desempleo que puede alcanzar los 38 millones de desempleados”.

En cuanto a la clausura de pequeñas y medianas empresas, el pronóstico de Bárcenas tampoco es alentador. Calcula que 2 millones 600 mil negocios de este renglón estarán cerrando sus puertas este 2020 y que no podrán recuperarse en un corto tiempo.

Para la Secretaria Ejecutiva de la Cepal esta crisis generada por la pandemia del Coronavirus significará para AL el gran riesgo de “caer en una década perdida”.

Lo que propone la CEPAL

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe es un organismo dependiente de la Organización de las Naciones Unidas.

Es responsable de promover el desarrollo económico y social de la región.​ Fue creada en 1948,l se dedica a la investigación económica para proponer planes de fomento y desarrollo económico en los países de la región.

Para esta crisis en particular, Bárcenas asomó en este foro de la CAF-Banco de Desarrollo varias de las propuestas que le están haciendo llegar a los jefes de gobierno.

Una primera línea de estas iniciativas es la activación del aporte a las familias pobres y de mayor vulnerabilidad en cada uno de estos países del llamado ingreso básico, correspondiente a 140 dólares mensuales durante 6 meses.

Para Bárcenas esta contribución le pudiera permitir a estas familiar solventar necesidades de alimentación y otros insumos básicos. Estima que estos fondos no sobrepasarán del 2.1 por ciento del Producto Interno Bruto de cada país.

Un segundo plan que está impulsando la CEPAl es una subvención temporal para micro y medianos empresarios que les permita solventar déficit de capital y pago de nóminas.

Cree la ejecutiva que los gobiernos deben buscar las fórmulas provisionales que posibiliten la activación de reformas fiscales beneficiosas para varios rubros comerciales y económicos así como la implementación de mecanismos que permitan sostener las infraestructuras de esas empresas que redunden en ofrecer el bienestar de la población a través de servicios, bienes y productos.

Y como impulso final, el organismo plantea como una necesidad “inexorable” la integración económica regional. Bárcenas es de la idea de que si las naciones de América Latina “no piensan desde la lógica de la integración, de la interdependencia económica para apuntalar políticas públicas en beneficio de la sociedad, ninguno podrá recuperarse individualmente”.

En esta conferencia además de la directiva de CEPAL también participó el premio nóbel de Economía Joseph Stiglitz, el ex presidente del BID Enrique Iglesias y el presidente de la CAF-BD Luis Carranza.