Ciudadanos denuncian y documentan violación de DDHH en la frontera

Foto: Isaura Ramos

Ante la sistemática violación de derechos humanos y los abusos de poder, ciudadanos de la frontera del Alto Apure denuncian y documentan en videos, la extorsión en un punto de control ubicada en el sector Mereicito de Guasdualito, capital del municipio Páez.

Francis Agüero es la valiente mujer que sacó su teléfono celular para hacer el video de una extorsión.

Luego de esto, fue detenida por funcionarios de la Policia Nacional Bolivariana quienes la maltrataron y le quitaron su teléfono. La ciudadanía, al percatarse de la situación, salio al rescate de Francis y no permitieron que se la llevaran esposada.

Los vecinos documentaron el hecho con videos y llamaron a la radio para tener más testigos de lo que acontecía.

Posteriormente, acompañaron a Francis hasta la Fiscalía para mostrar las evidencias y hacer la denuncia.

Leonardo Escobar, residente del sector, aseguró que la extorsión en las alcabalas de la frontera está a la orden del día, razón por la cual, los ciudadanos deben organizarse, documentar y denunciar para frenar este flagelo.

“Hemos venido parte de la comunidad a acompañar a una ciudadana agredida por las fuerzas de seguridad en una alcabala que está de forma permanente en la entrada del sector rural Santos Luzardo», dijo Escobar.

Cargar el certificado médico vencido fue la causa por la cual la joven Francis fue detenida.

Pero durante el tiempo de la detención decidió hacer uso de sus derechos y documentar la extorsión en el puesto de control por donde los ciudadanos, al ser una zona rural, constantemente pasan queso, leche, carne, plátano, entre otros rubros.

Los policías, al darse cuenta de la situación, agredieron a la joven. Los ciudadanos se activaron y actualmente se desarrolla un procedimiento legal en contra de los funcionarios implicados.

“Esperamos que se tomen las medidas y las sanciones necesarias. Vemos allí constantemente el abuso de poder y lo menos que podemos hacer ante la falta de respaldo de los derechos humanos de los ciudadanos, es unirnos como comunidad y defendernos”, dijo una de las señoras presentes.