Colegio de Enfermería de Caracas: “No somos ratones de laboratorio”

Referencial

El anuncio de la llegada del biológico cubano Abdala y la decisión del gobierno de Nicolás Maduro de aplicarlo de forma masiva con el argumento de que se trata de una vacuna contra el Coronavirus de probada eficacia, sigue causando reacciones en contra por parte de profesionales, Academias, y federaciones relacionadas con el sector sanitario del Venezuela.

Justamente el Colegio de Enfermería de Caracas, también se ha pronunciado en contra de la candidata a vacuna Abdala.

Ana Rosario Contreras, presidente del Colegio de Enfermería del Distrito Capital, advirtió que la inoculación del biológico cubano debe ser voluntaria y con el consentimiento de quien decida unirse como voluntario para la fase III del ensayo clínico, porque por ahora el biológico Abdala es solo una posible vacuna.

«Los venezolanos no somos ratones de laboratorio. Si alguien quiere participar en este ensayo experimental, con este prototipo de vacuna Abdala, debe dejar por escrito su consentimiento», expresó Contreras en una rueda de prensa.

Contreras reiteró lo que otros profesionales y representantes de organizaciones de la salud ya han subrayado: “pretenden imponer un prototipo que no ha cumplido con el rigor científico”, dijo.

La presidente del Colegio de Enfermería de Caracas, cuestionó que el gobierno de Maduro haya rechazado y vetado la vacuna AstraZeneca  aprobada por la Organización Mundial de la Sal (OMS), con argumentos que a juicio de Contreras no sustentan absolutamente.

También cuestionó al gobierno nacional que pese a rechazar una vacuna aprobada por la OMS, como la AstraZeneca, sí prefiere aplicar en Venezuela un “prototipo” que aún está en estudio y no cuenta con la aprobación y autorización del organismo mundial.