Comercio informal en Machiques volvió al casco central

49

Cientos de comerciantes informales que fueron reubicados hace un año del casco central, regresaron a ocupar las aceras y avenidas del centro y la plaza Bolívar del municipio.

Caminar por las calles del centro en Machiques se hace cada vez más difícil, debido al aumento de comerciantes informales que han ganado terreno luego de que hace un año, la Alcaldía les exigió desalojar los espacios públicos.

Mesas con comida, verduras, frutas, medicinas y útiles personales ya están a la venta de nuevo en las avenidas del centro de la localidad.

Mientras tanto, vecinos del municipio manifestaron que junto con los comerciantes volvió la basura, los malos olores y el caos al casco central. 

Neiri Salas, vendedora de yuca por más de 40 años, manifestó tener 4 días vendiendo en los alrededores de la plaza Bolívar.

”Me vine porque las ventas han disminuido en el sitio donde estábamos. Esta mudanza de los vendedores es porque aquí en la plaza Bolívar es donde bajan todos los productores indígenas que vienen de la Sierra de Perijá y por lo tanto, los consumidores hacen sus compras“, dijo.

“Lo único que queremos es trabajar tranquilos, que no causemos problemas, solo queremos llevar el sustento a nuestras familias” agregó Salas.

La mujer aseguró que el gobierno municipal no ha mostrado interés de organizar a los comerciantes informales e indicó que han redactado varios oficios pidiendo una reunión con la alcaldía para buscar solución a la problemática, sin recibir respuesta alguna.

Para Aracelis Jiménez, vecina del municipio, el problema no es solo los tarantines que ocupan una buena parte de las aceras, sino que también hay quienes estacionan sus vehículos sobre las mismas para vender yuca, plátanos, queso, incluso carros con cavas de carnes.