Cómo la cuarentena de Trinidad y Tobago devasta la economía en Delta

IMAGEN ILUSTRATIVA. Un grupo de personas aguardan poder retirar encomiendas el pasado 6 de diciembre de 2019 | Radio Fe y Alegría Noticias.

Las remesas han dejado de arribar masivamente desde Trinidad y Tobago una vez que Venezuela y la vecina isla establecieran una cuarentena y otras restricciones.

Estas medidas ya han devastado la economía familiar de cientos de deltanos quienes dependían de envío de dinero, alimentos y otros enseres a una empobrecida Tucupita.

La mayoría de los venezolanos que está en Trinidad y Tobago permanece ilegal. Del total de criollos, la mayoría son deltanos que sostienen a sus familias en una de las entidades más pobres de Venezuela.

La mayoría de los habitantes de Delta Amacuro solo recibe por parte del Estado 4 dólares al mes.

De acuerdo a periodistas en Trinidad y Tobago, los venezolanos que allí están permanecen en cuarentena sin lograr trabajar. Aunque varios de ellos pudieran estar exentos de restricciones en algún ramo comercial, el estar indocumentados les obliga estar en casa por temor a ser arrestados.

Los deltanos han dejado de depositar dinero a sus allegados en Delta Amacuro debido a que la tasa de interés permanece alta, por lo que esta iniciativa de ayuda está paralizada.

Las embarcaciones de encomiendas también suspendieron todos los viajes. Con esto, se ha cortado un importante flujo de dólares en efectivo, comida, medicinas y otros productos.

Trinidad y Tobago contabiliza 50 casos de coronavirus, mientras que Delta Amacuro, la entidad venezolana más próxima a esta isla, oficialmente no registra contagios.