Concejales de la Cámara Municipal de Caroní denuncian falta de institucionalidad ambiental

25
Foto: Francesca Díaz | Radio Fe y Alegría Noticias.

En el marco del Día Mundial del Ambiente, este 6 de junio la concejala y presidenta de la Comisión Permanente de Ambiente, Ecología y Desarrollo Agrario del Concejo Municipal de Caroní, Aliana Estrada, informó sobre una propuesta nacida dentro de la comisión que busca lograr una reforma total de la actual ordenanza ambiental, que data del 2011, para alcanzar objetivos sustentables y optimizar la gestión ambiental en Caroní. 

En rueda de prensa, Estrada manifestó la necesidad de modernizar la ordenanza y reformular las normativas dispuestas en materia de ecología, conservación de recursos naturales y penalizaciones. Asimismo, enfatizó en que las normativas deben dejar de ser letra muerta y necesitan crearse mecanismos que rijan su cumplimiento. 

“Este año 2024 las Naciones Unidas están trabajando en el tema de la sequía y la protección de aguas dulces. Estamos hablando de inversiones y presupuestos que deben tener los gobiernos para dar prioridad a espacios de sombra, descansos, calentamiento global y todo lo que hace que podamos vivir en un espacio en el que podamos convivir y preservar la vida humana. Hay que actualizar la ordenanza en materia de protección de las aceras, trabajar el tema de nuestro municipio que tiene dos ríos importantes que deben ser protegidos. Tenemos el Parque La Llovizna y el Parque Cachamay, a los que nuestro gobierno no está dando la protección requerida”, explicó Estrada. 

Bolívar es uno de los estados con mayores riquezas naturales del país; sin embargo, desde hace décadas diferentes oenegés, como SOS Orinoco, han denunciado la falta de políticas públicas que protejan estos espacios, especialmente afectados por actividades como la explotación minera, la contaminación del agua y la falta de eficiencia en la recolección de desechos. 

“La ordenanza no tiene prevista la protección de plazas y parques como normativa importante para saber cómo proteger las especies y plantas. Tenemos también tres parroquias rurales, 5 de Julio, Pozo Verde y Yocoima, que necesitamos que se les dé el debido desarrollo. Son tierras fértiles que requieren alcanzar aprovechamiento”, acotó. 

Crisis de institucionalidad ambiental 

El biólogo Luis Guzmán, además profesor universitario, fue invitado a la reunión para compartir sus conocimientos con respecto a lo que debería incluir esta nueva normativa. 

Guzmán manifestó que la ordenanza actual es, prácticamente, letra muerta. Y que es necesario recuperar la institucionalidad ambiental y el respeto a estas normativas a través de políticas públicas y respaldo municipal. 

“Hay que buscar el aprovechamiento racional, sustentable y responsable de los recursos naturales. Su misma palabra lo indica: un recurso es para utilizarlo, pero en bien de la sociedad. Es importante que se ponga el conocimiento al servicio de esa utilización. Hay que tener un enfoque también económico. Para eso son los profesionales que hemos tenido la oportunidad de formarnos en el área y áreas asociadas. El ambiente está muy ligado a aspectos sociales, económicos, institucional y tecnológico. Estas variables dan pie a lo que se denomina desarrollo sostenible”, adujo el especialista. 

Guzmán evocó que, hace años, Guayana contaba con múltiples políticas ambientales por su condición de ciudad industrial, las cuales, en lugar de potenciarse, han ido en declive. 

“Cuando pensamos en Guayana, pensamos en una entidad regional muy distinta a cualquier otro estado de Venezuela y del mundo. Es un territorio en el que tenemos una cantidad de recursos que confieren potencialidad. Tenemos las mayores reservas de agua, biodiversidad, reservas forestales. Somos la región donde está concentrada la mayor cantidad de etnias indígenas que cohabitan en esos sitios donde existen esas reservas de agua, flora, fauna y hacen uso de ellas. Nuestro estado, en teoría, es de los mejores protegidos desde el punto de vista de Áreas Bajo Régimen de Presentación Especial. Me estoy refiriendo a reservas forestales, refugios de fauna… Todas esas figuras son protegidas por ley, pero actualmente son casi letra muerta. Son muy vulnerados y un ejemplo de ello es el conocido Arco Minero del Orinoco”, añadió. 

¿De qué trata esta nueva ordenanza?

Según los expositores, esta nueva ordenanza busca normar los proyectos que involucran estas áreas y motivar al ciudadano a cumplir con las políticas ambientales, las cuales deberán plantearse de nueva forma y añadiendo penalizaciones concretas.

Estrada alegó vacíos en la ordenanza vigente, para ejemplarizar, expuso que no existe una penalización para las personas que estuviesen arrojando basura en las calles. Manifestó que recientemente encontraron a un grupo de ciudadanos depositando desechos en la calle y se les pidió grabar un video como compromiso de no recaer en estas acciones. Sin embargo, esta medida no está contemplada en la ley. 

“Trabajamos en un plan de desarrollo sostenible para la región Guayana. Está disgregado en tres grandes objetivos: aprovechamiento de recursos renovables, aprovechamiento de recursos naturales no renovables y servicios básicos. Salud y educación son servicios básicos, pero también tenemos transporte, agua, telecomunicaciones… Todo lo que se refiere a la recolección y manejo de residuos, muy importante de considerar en la ordenanza. Todos estos servicios tienen una dimensión ambiental. Cualquiera. Cualquier servicio tiene dimensión ambiental. Es transversal a todas las áreas de desarrollo”, destacó Guzmán. 

Los ponentes abogaron por el desarrollo agrario y la necesidad de penalización y norma en la ciudad. No obstante, también enfatizaron en que la educación debe ser la herramienta para salvaguardar a la localidad, logrando que el ciudadano se concientice en la materia. 

“Faltan elementos importantes en la ordenanza como protección de agua, espacios de acera, espacios de sombra… Hay que hacer una reforma total de la ordenanza. Hay que incluir a las parroquias rurales con el tema del desarrollo agrario, el abastecimiento de agua… Lo más importante es que le dará normativa para que el gobierno local alcance desarrollo con la posibilidad de proteger el ambiente. Tenemos que hacer un plan masivo de siembra de árboles, deforestación. El tema de nuestra situación grave que tiene que ver con las cárcavas que se usan como depósito de basura. Y nosotros requerimos un marco normativo sancionatorio y que la sanción vaya directa al área educativa para poder involucrarse en el tema ambiental”, cerró Estrada.

Sigue todas nuestras entrevistas y la información que se produce desde las regiones uniéndote a nuestros canales de Telegram y WhatsApp.