Crisis educativa en Mérida afecta a alumnos

32
Ramón Alí Contreras, presidente de la Federación Venezolana de Maestros en la región andina. Foto: Cortesía

La Federación Venezolana de Maestros en la región andina catalogó las actividades escolares del año 2018 – 2019 como “deficientes” y valoró la calidad educativa de “grave”, tras la migración del 50% de los docentes.

“Debo decir que esos jóvenes al salir de bachillerato van a tener una deficiencia cuando lleguen a la Universidad, debido a que se han presentado en los últimos años, 450 renuncias de maestros. La educación venezolana está cada día peor”, aseguró el presidente de la Federación Venezolana de Maestros en la región, Ramón Alí Contreras.

Deudas pendientes

A los profesionales de la educación se les adeuda el pago del 40% del mes de octubre del año 2018.

Actualmente reciben el equivalente a 4 dólares quincenales, dependiendo de los años de servicio, que no les alcanza ni para cubrir la canasta básica.

“Debiéramos tener un salario en 3 millones 500 mil bolívares de acuerdo al Cendas y que deben ser pagados en dólares porque el bolívar cada día se devalúa”, indicó Contreras.

Los maestros actualmente no gozan de servicios de salud a través del Instituto de Previsión y Asistencia Social que, a su juicio, “ha desaparecido. Los laboratorios no existen, no hay médico que atienda al personal y los que quedan están de permiso”, refirió.

Contreras considera que debe existir un cambio en el país pues de lo contrario, los profesionales seguirán afectados.