¿Cuál es el futuro de la Asamblea Nacional 2015?

64
Foto: referencial.

Tras la votación en la que la Asamblea Nacional 2015 (AN 2015) decidió reformar la Ley del Estatuto de la Transición, que pone fin el “Gobierno Interino” (GI), el cual lideraba Juan Guaidó ¿Cuál es el futuro del Parlamento electo en 2015?

En primer lugar, hay que mencionar que en esa sesión extraordinaria del 30 de diciembre la Comisión Delegada de la AN 2015 avaló la extensión por un año más de dicha Asamblea.

Además, esta Ley del Estatuto de la Transición en su artículo 12 establece que la continuidad constitucional del Poder Legislativo Nacional será ejercida por la Asamblea Nacional electa el 6 de diciembre de 2015, que funcionará a través de la Comisión Delegada hasta por doce (12) meses continuos a partir del 4 de enero de 2022, “o hasta que, dentro de ese lapso, se restablezca el orden constitucional y democrático”.

Es decir, la Comisión Delegada asumirá las funciones de GI en cuanto a la protección de activos como Citgo, la filial estadounidense de la estatal Pdvsa, y las reservas de oro venezolanas que están en el Reino Unido.

De acuerdo con el artículo 17 de la mencionada Ley, la Comisión Delegada tiene la potestad de designar a los miembros que integren una junta ad doc de la petrolera estatal Pdvsa y velar por los juicios a nivel internacional que se mantengan vigentes.

¿Qué opinan los expertos sobre la decisión de la Asamblea Nacional 2015?

Juan Manuel Trak, doctor en Proceso Políticos Contemporáneos por la Universidad de Salamanca (España), dijo a BBC Mundo que los partidos opositores en el pasado se inhibieron de confrontar a Guaidó por temor a perder el apoyo internacional conquistado por su partido, Voluntad Popular.

Por su parte, la historiadora Margarita López Maya, considera que el cambio de estrategia actual “tenía que darse porque se agotó y perdió popularidad”.

“Guaidó ha tenido ya mucho tiempo para haber demostrado que podía ser un líder de toda la oposición. Y nunca lo fue”, comentó López Maya.

A juicio de Trak, el GI en lugar de “conformarse como una figura simbólica”, terminó convirtiéndose en una “estructura burocrática” que tiene presupuesto, personal, embajadores, comisiones, responsables.

“Sólo en marzo de este año, el programa de seguridad y defensa de la democracia que está en el presupuesto del Gobierno Interino tenía 35 millones de dólares. Luego aprobaron otro presupuesto de 50 millones de dólares. Y uno se pregunta a dónde va ese dinero y a quién va ese dinero”, cuestionó Trak.

López Maya advierte que ha habido acusaciones de corrupción “sumamente graves” en el GI. “Uno tiene que ver esto [la eliminación de la presidencia encargada] como una cosa que era previsible”.

Primarias opositoras “cuesta arriba”

Para el investigador del Woodrow Wilson Center, Michael Penfold, la figura del GI y la propia vigencia del Parlamento en 2015 quedó sin efecto por la vía de los hechos en 2020, cuando se escogió una nueva Asamblea Nacional.

En declaraciones ofrecidas al Diario de Cuba, señaló que la comunidad internacional democrática, que en su momento reconoció a Guaidó bajo la figura de un interinado en aras de empujar una transición, ya pasó la página del tema del interinato y el foco ahora, y el esfuerzo de Washington y también de Bruselas (Unión Europea) parece estar centrado en una negociación que conduzca a unas elecciones presidenciales.

“Políticamente el desafío será muy grande para 2023. Después del duro tono de confrontación entre los actores políticos, de señalamientos subidos de tono, esperar que haya un espacio unitario en torno a las primarias de la oposición estará cuesta arriba”, consideró Penfold.