“Cuando pasen los años diré que el IRFA me enseñó a enfrentar la vida con responsabilidad”

Foto: Eira González.

El Instituto Radiofónico Fe y Alegría (IRFA) Paraguaipoa llegó a la Guajira, estado Zulia, para ofrecer a los jóvenes y adultos Educación Básica en el año 1989, la cual comprendía de primero a sexto grado.

En aquel entonces muchos jóvenes que venían de diferentes lugares no contaban con el certificado de grado, pero el personal de IRFA aplicó pruebas de diagnóstico para poder ubicarlos en el nivel que les correspondía según el conocimiento que poseían.

Las primeras clases se dieron de modo presencial, poco tiempo después se implementaron las enseñanzas por radio.

A lo largo de la historia el IRFA en la Guajira ha estado acompañando tanto a jóvenes como adultos en un municipio que presenta diversas fallas en los servicios públicos, donde el trabajo informal ha sido opción a la que la mayoría de los participantes eligen, sin embargo, en el último tiempo esta tendencia a cambiado. Ahora son muchos los que se atreven a apostar por la educación a distancia, que ha venido ganando terreno en estas comunidades.

Los jóvenes y adultos que participan en el IRFA Guajira tienen clara su meta: graduarse y cada fin de semana ponen mucho esfuerzo y dedicación para alcanzarla.

 “Cuando pasen los años yo voy a decir que el IRFA me preparó, me enseñó a enfrentar la vida con responsabilidad” así se proyecta Anyelin González, mamá de dos niños uno de cuatro y otro de seis años, a ellos les transmite la emoción que le produce aprender cosas nuevas y comprender el mundo, a pesar de las dificultades.

A la fecha Anyelis es pasante en la radio de Fe y Alegría como personal administrativo, así completa su proceso de estudio. Ella inspira a sus compañeros con las palabras que le salen desde el alma y con ese brillo especial en la mirada “con esfuerzo todo es posible”.